Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Lo que miles de ojos vieron el 19 de Julio, no lo vieron cinco contralores. Una resolución de la Contraloría General de la República, emitida ayer en sesión ordinaria, dicta que no se procederá a investigar al presidente Daniel Ortega por el supuesto de abuso con los bienes del Estado, en la fiesta que el FSLN celebró el pasado sábado en la Plaza de la Fe.

Para el evento, el gobierno dispuso de centenares de buses para transportar a miles de supuestos simpatizantes y empleados públicos de todo el país, así como de vehículos estatales para movilizarse en la fiesta pública.

Además, el gobierno ese día hizo un despliegue impresionante de juegos pirotécnicos importados, reconstruyó una inmensa tarima en la plaza, la llenó de flores por todos sus costados, alquiló aviones y helicópteros para filmar el evento, repartió bebidas y bocadillos bajo toldos de instituciones del Estado, colocó gigantes rótulos y banderas en todos los edificios públicos y barrios, repartió miles de banderas rojinegras, gorras y camisetas e instaló modernos sistemas de iluminación y alto-parlantes.

El opositor Movimiento Vamos por Eduardo, encabezado por el candidato a alcalde de Managua por la alianza derechista PLC, Eduardo Montealegre, solicitó a la CGR una investigación para determinar quién pagó los millonarios gastos de la fiesta del FSLN.


Deciden archivar denuncia
Tras una semana, los cinco contralores de manera unánime, decidieron ayer archivar las denuncias bajo el argumento de que la fiesta partidaria es “fecha histórica y fiesta nacional de ley”.

Es decir, que para los contralores cualquier asueto nacional puede ser celebrado partidariamente y con lujo de derroche de los recursos estatales. En el evento participó, desde la tarima central, el presidente de la CGR, Luis Ángel Montenegro, quien fue captado asido de la mano del presidente del Consejo Supremo Electoral, Roberto Rivas, cantando La Consigna, canción de autoría del artista Carlos Mejía Godoy. Ayer no fue posible ubicarle en su oficina para obtener su criterio sobre la resolución.