• Ocotal, Nueva Segovia |
  • |
  • |
  • END

Omar González Vílchez, coordinador del Movimiento de Productores y Comerciantes de Las Segovias (MPCS), amenazó con escalar el conflicto que los 3 mil 280 miembros mantienen contra las financieras si se producen capturas por la causa judicial que ha abierto la Fundación para el Desarrollo de Nueva Segovia (Fundenuse), por los daños ocasionados a su sede central el lunes pasado.

“Si hay una detención de cualquier compañero, miembro de la comisión, vamos a realizar acciones fuertes”, advirtió el dirigente de los deudores.

El dirigente rechazó la acusación contra 10 miembros del MPCS, incluyendo a sus 7 directivos, por los daños ocasionados en el edificio en el acto violento que protagonizaron con la Policía el lunes pasado. Según González Vílchez, hasta Marcial Padilla, de 44 años, han incluido en la lista para ser juzgado, a pesar de ser el más afectado con la pérdida de su ojo izquierdo.

Dijo que la Policía ya les comunicó que hoy (ayer) entregarían el expediente a la Fiscalía departamental del Ministerio Público, con las evidencias probatorias para encausarlos por varios delitos ante los juzgados.

Reprochó que el juicio sea para reponer los daños de una casa. “Miren, una casa y un edificio se reponen, todo lo material, y ellos están haciendo una acusación por daños a una propiedad inerte, ¿pero el ojo del compañero Marcial, quién se lo repone?”, preguntó.

Manifestó no entender, bajo qué condiciones la Policía puso en libertad a los tres, a Lino Quintero Hernández, de 43 años; Luis Arturo González, de 38; y Andrés Abel Laguna Rodríguez, de 44, cuyos procesos de investigación seguirán pendiendo sobre sus cabezas.

Tampoco dijo no comprender por qué la presencia de un número mayor de las tropas antimotines, incluidas las especiales que llaman “Tapir”. El comisionado general Horacio Rocha, segundo jefe de la Policía, dijo anteayer que se trataba de medidas necesarias para restablecer la seguridad y la paz, pero la dirigencia del MPCS sospecha de una probable captura contra sus miembros.

Dice que contra acusarán
El también ex alcalde de Jalapa, junto a otros directivos del MPCS, anunció que impulsarán acusaciones criminales por las lesiones causadas contra cuatro de sus miembros, y principalmente por la grave lesión sufrida por uno de los participantes en la trifulca.

“Contra Fundenuse por ser el causante de la pérdida de un ojo el compañero Marcial Padilla, y debe haber una indemnización. Recuerden que fueron ellos (los de Fundenuse) los que pidieron a los antimotines, y sabían que por eso podría haber cualquier situación”, espetó.

A la Policía, “porque hubo saña contra él. Hay un sinnúmero de perdigones de balines, lo que quiere decir que hubo exceso, incluso hay quemaduras”, señaló. Padilla, con un parche de gasas en su ojo perdido, se subió la camiseta para mostrar las llagas que le ocasionaron los impactos de balas de goma. En total 7 y unas que tiene cerca de sus genitales.

Respecto a la búsqueda de una solución al grave conflicto con consecuencias económicas para los más de 212 mil habitantes de Nueva Segovia, sólo se ha observado idas y venidas y constantes reuniones de la comisión gubernamental y la dirigencia del MPCS, pero las posiciones siguen duras.