Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

SAN JOSE / AFP

El Ministerio Público (Fiscalía) de Costa Rica allanó este viernes las oficinas del ministro de la Vivienda, Fernando Zumbado, y se incautó de documentos relativos a una millonaria donación de Taiwán, que habría sido desviada de su objetivo al pago de consultorías.

La diligencia fue dirigida personalmente por el fiscal general, Francisco Dall Anese, un día después de que el ministro, separado temporalmente de sus funciones, declaró ante una comisión del Congreso.

Esta semana, el Ministerio Público recibió una denuncia interpuesta contra Zumbado por el diputado Alberto Salom, del opositor Partido Acción Ciudadana (PAC), que acusa al ministro de haber desviado fondos públicos destinados a solucionar las necesidades de vivienda de una humilde comunidad capitalina.

El gobierno de Taiwán donó cerca de 2,5 millones de dólares a Costa Rica, en el 2006, para que fueran utilizados en la construcción de casas para una localidad marginal del sector oeste de San José.

Costa Rica rompió relaciones diplomáticas con el gobierno asiático para establecerlas con China en junio de 2007, momento en que Taipei ya había desembolsado 1,5 millones de esa donación.

Pese al destino expreso de los fondos, éstos se destinaron a pagar diversas consultorías, entre ellas una de más de 300.000 dólares a una empresa que fue fundada y presidida por el propio Zumbado hasta poco antes de asumir el cargo de ministro en mayo de 2006.

El funcionario, quien se separó del cargo mientras se investiga el caso, aseguró el jueves ante la comisión legislativa de gasto público que las decisiones en torno a esos fondos fueron tomadas por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), que manejaba los fondos en un fideicomiso.

Recientemente, el diario La Nación dio a conocer una carta en la que el propio Zumbado solicitó al gobierno de Taiwán, en su oportunidad, que los fondos fueran transferidos al BCIE.