• |
  • |
  • END

La pareja de guatemaltecos Mack Ludwig Carte Sagustume de 33 años e
Ileana del Carmen Orozco Méndez de 28, fueron acusados al caer la tarde
de ayer en el juzgado de Distrito Penal de Audiencias de Rivas, por el delito de contrabando aduanero en perjuicio del Estado de Nicaragua y a diferencia de otras ocasiones, esta vez el Ministerio Público acusó a los
imputados de cometer contrabando aduanero dos veces.

En este sentido la fiscal departamental de Rivas, Isolda Ibarra, detalló que tanto Mack Ludwing, como su pareja, ingresaron a Nicaragua por el puesto fronterizo de El Espino, sin reportar que traían ocultos 750 mil
dólares en la camioneta en que se movilizaban y que posteriormente les fueron incautados cuando intentaban salir de Nicaragua hacia Costa Rica por la frontera de Peñas Blancas, por lo que la fiscal asegura que
la acusación del delito doble de contrabando está sustentada.


De noche en Peñas Blancas
De acuerdo a la acusación la pareja de chapines ingresó en horas de la mañana del 23 de junio al puesto fronterizo de El Espino y ese mismo día se trasladaron hasta la frontera de Peñas Blancas a bordo de la camioneta Nissan placa 056BVK, ya que el destino final era Panamá.

En el complejo aduanero de Peñas Blancas Mack Ludwing y Orozco Méndez ingresaron a las siete de la noche y al llegar al área de inspección que la Policía Nacional tiene en la frontera, Mack Ludwig se mostró
nervioso, lo que llamó a un más las sospechas de los ofíciales y una hora y media después dieron con los 26 fajos de billetes que venían ocultos en la parte inferior de los guardafangos, lo cual hizo llorar a Orozco Méndez y le bajo los ánimos a su pareja.

Ahora ambos se mantienen bajo prisión en las celdas de la Policía de Rivas y de ser declarados culpables del delito de contrabando en los dos cacos podrían pasar de 8 a 16 años de cárcel, ya que el artículo 308 del Nuevo Código Penal establece que dicho delito se castiga de cuatro a ocho años los cuales para los chapines serían duplicados por cometer el mismo delito dos veces.


Todo decomisado
Pero además los chapines también podrían quedar sin la camioneta, ya que de ser declarados culpables sería decomisada al igual que el resto de sus pertenencias y a la vez tendrán que pagar una multa que sería el doble de lo que se les incautó, o sea, se verían obligados a pagar al
Estado de Nicaragua un millón y medio de dólares.

Otros que también fueron acusados son los hermanos Mateo de Jesús y Augusto de Jesús Roblero Brenes, de 43 y 52 años respectivamente, los cuales fueron capturados la madrugada del jueves con 18 kilos y 19 gramos de cocaína que traían de Costa Rica.

Los hermanos fueron divisados cuando cruzaban de Costa Rica a Nicaragua por el punto ciego conocido como “La Guasimada” y cargaban tres bolsos color negro estilo mochila, y tras verlos en actitud sospechosa, los oficiales les dieron persecución, lográndolos capturar en una casa cercana al lugar, y al revisarles las bolsas se les encontró quince paquetes de cocaína que dieron un peso final de 18 kilos con 19 gramos.


¿Un tercer hombre?
Los dos hermanos originarios de Granada fueron acusados por el delito de transporte de drogas, y se sospecha que hay una tercera persona que logró
escapar, ya que testigos señalan que vieron a otro hombre que andaba con los hermanos, quienes podrían pasar de cinco a quince años tras las rejas por dicho
delito.

Quienes si corrieron con mayor suerte fueron las ciudadanas de Managua Bernarda de Jesús Bendaña Altamirano de 48 años y Antonia Altamirano de
66, quienes habían ingresado a Nicaragua procedentes de Costa Rica con 30 mil euros que no reportaron a Aduana, pero como la suma de dicho dinero no superó los cien mil dólares, no fueron acusadas y el caso quedó como falta
penal, pero los 30 mil euros les serán decomisados, cuando concluya el procedimiento.