• |
  • |
  • END

Dos días después de que Colombia denunciara al presidente Daniel Ortega ante la OEA por su apoyo a las FARC, el embajador del país sudamericano en Nicaragua, Antonio González Castaño, hizo eco de los reclamos planteados en dicho foro internacional: “El gobierno de Colombia ha sido muy enfático en que por ningún motivo nosotros permitiríamos que ningún Estado le brinde apoyo o estímulo a las FARC”.

En conversación con EL NUEVO DIARIO, el diplomático sostuvo que ningún país debe secundar las acciones de ese grupo guerrillero “para que continúe ejerciendo el terrorismo y este tipo de situaciones, maltratando la democracia colombiana”.

Esta semana trascendió uno de los roces más importantes entre ambos países en Washington, en la sede de la OEA, luego de que Bogotá denunciara ampliamente la manera en que Ortega ha respaldado moralmente a las FARC, y enfatizara el asilo que el mandatario nicaragüense otorgó a dos jóvenes colombianas miembros del grupo armado.

“Nosotros exhortamos por todos los medios al gobierno de Nicaragua de que se abstenga de intervenir en los asuntos internos de Colombia. Y que la mejor manera de contribuir a la paz en Colombia es, no prestando ningún tipo de apoyo, solidaridad, reconocimiento ni asilo a las guerrilleras de las FARC”, apuntó González Castaño.

En cambio, señaló que “hay que explorar diálogos directos que conduzcan a una paz firme y duradera en Colombia”.


Defiende denuncia
contra Ortega en OEA
Algunos analistas afirman que el reclamo de Colombia no servirá de mucho desde el punto de vista jurídico para detener el apoyo que Ortega brinda a la guerrilla.

Pero el diplomático colombiano asegura que “ese es el foro, el organismo para que se conozcan las denuncias por la injerencia permanente en los asuntos internos de Colombia”. “Esa posición de Colombia es la que se ha considerado la más viable, la más conducente, colocar eso ante el conocimiento de la OEA”, señaló.

Por otro lado, González dijo desconocer alguna versión oficial sobre la supuesta visita de una delegación de las FARC a Nicaragua el pasado 19 de julio, información emitida por un medio de prensa local que no ha sido confirmada, pero que ha incrementado aún más la tensión entre ambos países.

El mismo presidente Daniel Ortega negó la supuesta visita de los guerrilleros.


Llamado a las FARC
González aprovechó para hacer un llamado a los miembros de la guerrilla: “La mejor alternativa para las FARC en este momento, cuando la correlación de fuerzas está a favor del Estado colombiano, es negociar con el presidente Álvaro Uribe un acuerdo de paz”.

“Ellos tiene que acoger la propuesta de un diálogo directo que les ha hecho el presidente Uribe”, dijo, ya que según él, “está demostrado que militarmente han sufrido constantes derrotas, y en el ámbito internacional, sufren un rechazo de toda la comunidad internacional”. “Hay las condiciones para que esto se logre”, añadió.