María Mercedes Urroz
  • |
  • |
  • END

Preocupados están agentes de la Sexta Delegación de Policía tras conocer la denuncia de la pérdida de diez revólveres calibre 38 de una bodega ubicada contiguo a Banpro Portezuelo en la madrugada de ayer.

Según el capitán Gregorio García, jefe de Información y Análisis de la estación policial, Eduardo Pastrán Pérez, de 48 años, de la empresa de vigilancia, denunció el hecho.

Los vigilantes que estaban de turno son Ángel Sun Sin y Marvin Calero, los que al hacer una ronda observaron que la puerta de la bodega había sido forzada, aparentemente con un “pata de chancho”.

“Estamos investigando. El local violentado es una bodega donde se almacenan armas para uso de la seguridad de Servipro, ubicada dentro de las instalaciones del banco, pero nada tiene que ver el banco ni está en peligro nada de la financiera”, aseguró el capitán García.

No hay detenidos y se investigan a los vigilantes, ya que al parecer quienes se llevaron las armas “son de casa”, por que el muro del banco está energizado.