• |
  • |
  • END

LEÓN

En una búsqueda de carácter nacional se convirtieron las pesquisas para dar con el espadín del traje diplomático que perteneció al poeta nicaragüense Rubén Darío, y que fue sustraído por personas desconocidas hace tres o cuatro días de una de las vitrinas del Museo Archivo “Rubén Darío”, donde se exhiben y resguardan obras literarias y pertenencias personales del “Príncipe de las Letras Castellanas”.

Aunque el hurto de la histórica espada fue denunciado ante la Policía, inmediatamente que se conoció, los resultados de las huellas dactilares tomadas de la vitrina que resguardaba el espadín fueron trasladados al laboratorio de Criminalística en Managua, y serán dados a conocer hoy lunes.

El comisionado Douglas Zeledón, jefe de la Policía en León, aseguró que las investigaciones para recuperar el objeto robado y retener a la persona o a las personas que resulten involucradas en el hurto, se están desarrollando con el apoyo de las fuerzas especiales nacionales de la Dirección de Auxilio Judicial.

“Contamos con un fuerte equipo de investigación que está trabajando sin descansar desde que se conoció la noticia del robo. Hemos sido respaldados por un grupo de especialistas de investigación, porque la sustracción de la espada se ha convertido en una investigación de carácter nacional”, añadió Zeledón, tras confirmar que no hay personas detenidas, pero que se realizan entrevistas a los trabajadores del Museo y a personas sospechosas.


“Robo es una alarma”, dice historiador
La falta de pruebas incriminatorias mantiene preocupadas a las autoridades policiales. El capitán Yáder Toval, segundo jefe de la Especialidad de Auxilio Judicial en León, expresó que hasta el momento no tienen nada: “Estamos trabajando sin descanso, y tarde o temprano vamos a dar con los responsables”, dijo escuetamente.

Edgardo Buitrago, Fundador y Director del Museo Archivo “Rubén Darío, en León, se mostró desconcertado y muy triste por el robo de la espada. “Hasta la fecha no hay ninguna pista, la Policía investiga la desaparición, la obra hurtada tiene un gran valor cultural, pues es una pieza que utilizó Darío cuando presentó sus credenciales en España en 1908”, aseveró Buitrago.

También agregó que el robo del espadín significa que tienen que esforzarse por incrementar la seguridad del inmueble e invertir más presupuesto para el cuido y resguardo del edificio y de las obras que hay en él. “Las obras que permanecen en exhibición dentro del Museo no están seguras en ningún lugar, los ladrones nos vigilan y saben cuándo hacer lo suyo”, refirió.

“Yo me he preocupado en cuidar este lugar, anualmente recibimos el apoyo de la UNAN-León, yo les he dicho a ellos que me dejen a los trabajadores, porque conozco a sus familias de generaciones desde que se fundó este Museo, y nunca habíamos tenido problemas. Todos aman al Museo como si fuera propio, lo cuidan, lo atienden y se preocupan para que marche de la mejor manera. Lo que me duele es que la Policía someta a mis trabajadores a investigación, pero es parte del trabajo que tienen que realizar para esclarecer los hechos”, señaló Buitrago.


Riqueza cultural a la intemperie
Por su parte, el historiador y docente universitario leonés, Manuel Noguera Ramírez, destacó que hay mucha vulnerabilidad en los museos de León.

“Lo que está pasando es negligencia, un poco de apatía de parte de las autoridades. Esto nos debe llamar a la reflexión, porque conociendo que es una obra tan valiosa, y sabiendo que perteneció a Rubén Darío, una figura internacional, todos los nicaragüenses deberíamos aportar algo para cuidar y preservar tales obras”, dijo.

Destacó Noguera que el espadín del traje diplomático que usó Rubén Darío ante la Corte de Alfonso XIII de España durante su misión diplomática en 1908, se conservó durante mucho tiempo en el Instituto Pedagógico de los Reverendos Hermanos de las Escuelas Cristinas de Managua y Diriamba, y fue entregado por el provincial de esta congregación religiosa al Museo en octubre de 1984.

“Es una obra cotizada universalmente y tenemos que recuperarla, confío en la capacidad técnica que tiene la Policía para recobrarla íntegramente”, aseguró.

También afirmó que al faltar la obra en el Museo, la ciudad va perdiendo sus atractivos turísticos, la gente dejará de visitar el Museo a medida que se deterioren o se pierdan las obras de Darío, obras que tienen mucho valor cultural e histórico, pero sobre todo económico.