Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

Más de 22 mil clientes de Unión Fenosa de Matagalpa y Jinotega, de al menos 15 localidades, permanecieron sin el servicio eléctrico por más de 24 horas, desde las seis de la tarde del pasado sábado, luego que una torre de transmisión colapsara debido a que varios de sus angulares que la sostenían fueron sustraídos por antisociales.

Hazel Gutiérrez, divulgadora de la Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel), explicó que la torre 3189, propiedad de esa compañía estatal, colapsó a eso de las seis de la tarde de anteayer, debido a la fragilidad en que quedó luego que personas “amigas de lo ajeno” se llevarán varios angulares (estructuras metálicas que sostienen la torre).

La torre estaba ubicada en el kilómetro 127 de la carretera Sébaco-Matagalpa, y al parecer los fuertes vientos provocaron su colapso, lo que generó que decenas de clientes de Unión Fenosa quedaran sin electricidad. Sin embargo, Gutiérrez aseguró que ayer por la noche el servicio sería reestablecido.


Policía busca a responsables de robo
Por su parte Jorge Katín, Gerente de Comunicación de Fenosa, reveló que la cantidad de clientes afectados es superior a los 22 mil, en más de 15 lugares, de los cuales la mayoría son parte del departamento de Matagalpa.

Algunos sitios afectados fueron: Matagalpa, San Ramón, Matiguás, Muy Muy, Río Blanco, El Tuma, Esquipulas, San Dionisio, Pancasán y La Dalia, entre otros sectores aledaños.

La Policía de Matagalpa está haciendo las investigaciones pertinentes para dar con el paradero de los causantes de que la torre colapsara y provocara la “oscuridad” a decenas de familias matagalpinas.

Y es que, según Gutiérrez, el robo de angulares este año ha dejado pérdidas a la empresa al menos por medio millón de dólares, y las zonas en donde tienen mayores problemas son Tipitapa, Rivas y el Occidente del país.