• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • AFP

Estados Unidos entregó al gobierno nicaragüense de Daniel Ortega una propuesta para canjear 657 misiles rusos SAM-7 por recursos para el sistema de salud pública, informó el embajador estadounidense, Paul Trivelli.

"Mi gobierno ha desarrollado una propuesta relacionado con la infraestructura de salud y hemos dado esa propuesta al gobierno" sandinista, afirmó Trivelli al programa "Esta Semana" de Canal 8, que dirige el reconocido periodista Carlos Fernando Chamorro los domingos por la noche.

Trivelli dijo que la propuesta fue elaborada "por un equipo del Departamento de Defensa especializado en administración de hospitales, medicinas, técnicos, etc., junto con el Ministerio de Salud" de Nicaragua, durante una visita hace unos meses al país.

Señaló que Washington espera la respuesta de Ortega para firmar el acuerdo y ejecutar el trueque, con el cual Nicaragua entregará 657 misiles, de los 1.000 que aún están en poder del ejército desde los años 80.

Ahora "la pelota esta en la cancha del gobierno en estos momentos y yo tengo confianza de que en el futuro cercano ya se puede firmar por fin, un acuerdo", expresó el diplomático que próximamente concluirá su misión de tres años en Nicaragua.

Trivelli dijo que el Pentágono ha comprado en los últimos meses más de 22.000 misiles a varios países, en el marco de la política de seguridad hemisférica que impulsa Washington, que ha expresado en reiteradas ocasiones su temor a que estas armas caigan en manos de grupos terroristas.

Nicaragua inició el proceso en 2004, bajo la administración del ex presidente Enrique Bolaños (2002-07), quien ordenó destruir los primeros 1.000 de los 2.000 misiles rusos que el ejército guardaba en sus arsenales desde la revolución sandinista (1979-90).

Los sandinistas -que en ese entonces estaban en la oposición- cuestionaron el desarme unilateral y junto con sus aliados liberales aprobaron en el Congreso en 2005 una ley que prohibía al presidente eliminar armas sin el consentimiento de los legisladores.

Cuando Ortega asumió el gobierno en 2007 con el izquierdista Frente sandinista, ofreció a Washington destruir 657 misiles a cambio de recursos médicos y quedarse con una reserva de 400 cohetes para su sistema de defensa antiaérea.