•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Las autoridades de Nicaragua informaron hoy de que mantienen una alerta por las lluvias que han azotado a este país desde el lunes pasado y que han dejado cuatro muertos, no obstante, destacaron que las intensas precipitaciones dieron un "respiro" este día.

La primera dama nicaragüense y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía del Gobierno, Rosario Murillo, indicó a través de medios oficiales que los meteorólogos confirmaron que el sistema de baja presión que estaba estacionado en el Pacífico de Guatemala empezó a moverse hacia México.

Ese movimiento del fenómeno, añadió, "puede significar un respiro para las familias" de las zonas Pacífico y Central de Nicaragua, las más afectadas por las intensas precipitaciones.

Sin embargo, Murillo pidió a los nicaragüenses a "mantener las alertas", entre ellas una "permanente atención a cualquier impacto" natural.

"Debemos mantenernos en alerta preventiva" para evitar mayores afectaciones, instó Murillo.

Además, aconsejó a los nicaragüenses permanecer unidos ante los fenómenos naturales y cuidar, sobre todo, a los niños, ancianos y personas con discapacidad.

24 muertos en lo que va del año
Las fuertes lluvias que azotaron Nicaragua desde la noche del lunes y todo el martes dejaron cuatro muertos, incluyendo dos infantes, tres lesionados, 120 evacuados, 1.622 personas afectadas y 243 casas dañadas, según el balance leído anoche por el presidente del país, Daniel Ortega.

El Gobierno precisó que las cuatro muertes de este martes ocurrieron en municipios ubicados en el Pacífico de Nicaragua.

Con los nuevos cuatro fallecidos ya suman 24 los muertos durante la temporada lluviosa que comenzó el 21 de mayo pasado en Nicaragua, según cifras oficiales.

Las autoridades también registran 1.440 familias afectadas, con 7.652 personas y 5 lesionadas, 1.301 viviendas dañadas y 106 puentes colapsados en ese período.

La Dirección General de Meteorología del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) prevé que las lluvias continuarán.

Asimismo, sugirió tomar precaución a la navegación marítima y aérea, en el Pacífico, y advirtió sobre la posibilidad de ocurrencia de deslizamiento de tierras, deslaves y derrumbes en la zona de la cadena volcánica y zona montañosa de este país.