•  |
  •  |

Las últimas lluvias ocasionadas por la depresión tropical 12-E, continúan afectando al país, principalmente la zona occidental del territorio nacional, dejando a comunidades enteras completamente anegadas, y obligando a sus habitantes a autoevacuarse.

Además, los ríos se han desbordado sobre las principales carreteras de esa zona, obstaculizando el paso de los vehículos por varias horas.

El Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, informó que la tarde de ayer la depresión tropical se encontraba en el Golfo de Tehuantepec, en México. Se espera que en territorio nicaragüense continúe la humedad, principalmente en la región occidental y central del Pacífico durante las próximas horas.

La entidad recordó a la ciudadanía que debido a la saturación de agua en los suelos, se podrán presentar crecidas repentinas de los ríos. También podría haber deslizamiento de tierras en los sitios elevados.

Entre los kilómetros 165 y 168 de la carretera Chinandega-El Guasaule, el desbordamiento del río Estero Real impidió durante varias horas del miércoles el paso de vehículos livianos, y los pesados pasaron con dificultad.

Un total de 42 efectivos del Ejército de Nicaragua, con apoyo de miembros de la Policía Nacional, permanecieron en el lugar para evitar accidentes en una zona perteneciente al municipio de Villanueva, uno de los más golpeados por las lluvias.

Mientras tanto, en el kilómetro 153 de la carretera Chinandega-El Guasaule, en el sector de Yerama, el volcán San Cristóbal provocó un pequeño deslave de tierra, por lo que trabajadores del Fondo de Mantenimiento Vial, Fomav, despejaron la vía.   “Pasar por estos lugares ha sido una odisea. Gracias a Dios no habido daños humanos”, expresó Francisco Urroz, conductor de un autobús que cubre la ruta Chinandega-El Guasaule.
Luis Lindo, Director del Sistema Local de Atención Integral en Salud, Silais, de Chinandega, aseguró que brigadas médicas brindan tratamiento para el dengue y la leptospirosis, y vacunan a la población. Además, hay estricta vigilancia, principalmente en la frontera El Guasaule, el puerto de Corinto y el Golfo de Fonseca por el virus H1N1.

Los municipios más afectados
El mayor Carlos Cáceres, jefe departamental de la Defensa Civil, confirmó que en la Escuela “Rosa Sarmiento”, de la comarca Matapalo, hay 150 damnificados de las comunidades Las Cepas y Las Huertas, pertenecientes al municipio de Villanueva; 15 en el refugio de la Escuela “Pikín Guerrero”, de Puerto Morazán; 48 en El Bonete, Villanueva, y 43 de San Pablo, jurisdicción de Somotillo.  El oficial afirmó que varios tramos de carretera y algunas comarcas, principalmente en el municipio de Villanueva, están aisladas.

Además, mantienen constante monitoreo y vigilancia del complejo volcánico Chonco-San Cristóbal y Casitas.

Por otra parte, una corriente proveniente del volcán San Cristóbal dañó la tubería que abastece de agua potable a cientos de familias de las comarcas Rancherías, Villa 15 de Julio y Mokorón, por lo que una cuadrilla trabajaba la mañana del miércoles en la reparación.

Afectaciones en León
En León se registran 15 familias evacuadas y más de 50 familias autoevacuadas en casas de parientes, además de comunidades anegadas en los 10 municipios del departamento.

“Las letrinas colapsaron y representan un foco de contaminación para sus habitantes. Son alrededor de 80 familias las que atraviesan por este problema”, dijo Ocón, tras agregar que de continuar las lluvias, será necesario que Defensa Civil evacue en las próximas horas a más de 40 familias del “Milagro de Dios”, que se ubica a 16 kilómetros al suroeste de León.

Con la colaboración de José Luis González.