•   Copenhague / Dinamarca  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La activista nicaragüense Vilma Núñez de Escorcia fue distinguida hoy con el premio Stieg Larsson "por su larga lucha por los derechos de las mujeres y contra las injustas leyes antiaborto de Nicaragua"

"Independientemente del Gobierno, a pesar de una fuerte oposición, ella se ha mantenido firme en sus ideales y luchado por la vida diaria de las mujeres de su país. Su lucha tiene sólidas raíces en el principio de igualdad y ha sido dirigida por completo siguiendo el espíritu de Stieg Larsson", según el fallo.

Núñez de Escorcia, de 73 años, es fundadora y presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) y activista de los derechos humanos desde los tiempos de la dictadura de Somoza.

Fue nombrada primera juez criminal de Nicaragua en 1968, y tras el ascenso de los sandinistas al poder, se convirtió en 1979 en vicepresidenta de la Corte Suprema de Justicia, para pasar a ser en 1988 Defensora del Pueblo, pero dos años más tarde dejó el cargo y fundó la CENIDH.

En defensa de los Derechos Humanos
Entre 2001 y 2009 fue presidenta asistente de la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), de la que ahora es representante en la Organización de Estados Americanos (OEA).

Núñez de Escorcia ha sido distinguida por su labor entre otros por la Unión Latinoamericana de los Derechos de la Mujer y por la Universidad Católica de Eichstatt-Ingolstadt (Alemania), además de recibir la Legión de Honor Francesa.

El premio Stieg Larsson fue creado hace dos años por la editorial Norstedt y por el padre y el hermano del célebre autor de la saga "Millenium" para premiar a una persona u organización que trabaje siguiendo el "espíritu" del escritor.

La revista "Expo" y la enfermera Anne Sjögren, ambas suecas, fueron los ganadores en las dos primeras ediciones, pero a partir de este año el premio ha mostrado su intención de tener una vocación internacional.

Núñez de Escorcia recibirá el galardón, dotado con 200.000 coronas suecas (unos 30.000 dólares), en una ceremonia que se celebrará el 9 de noviembre en Estocolmo.