•   Rivas  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El bagazo que emana de la caña de azúcar  procesada en el Ingenio Benjamín Zeledón, será trasformado en energía eléctrica,  mediante un proyecto que impulsará la compañía Azucarera del Sur,  Casur, que es la propietaria de dicho ingenio localizado en el municipio de Potosí, del departamento de Rivas.

El proyecto fue presentado ante el Ministerio de Ambiente y Los Recursos Naturales, Marena, por Raúl Leclair López gerente general de Casur y se encuentra en la delegación de Rivas a la espera de su aprobación y en consulta abierta a la ciudadanía.

Casur contempla en sus planes  producir  35 MW de energía entre los meses de noviembre y abril, que según el documento es el período  de la zafra azucarera del   Ingenio Benjamín Zeledón y de este total de megavatios 27 serían ofertados e incorporados  a la red nacional de energía, los restantes ocho megavatios  serían destinados para el consumo propio del ingenio.

Al convertir  el bagazo como materia prima para la generación de energía, Casur señala que se reducirá  las emisiones de carbono a la atmósfera  y que también reducirán las afectaciones a las poblaciones cercanas.

Como ventajas también  se menciona la generación  de 148 empleos durante el proceso de construcción y de otras 42 plazas fijas en la fase de operación.

De acuerdo a los estipulado en el proyecto,  Casur, entregará los 27 MW a la red Nacional de Energía, a la subestación  localizada en Popoyuapa, a la cual estarán conectados mediante una línea secundaria de trasmisión de 3.8 kilómetros y se revela que hacer posible este proyecto el ingenio dispondrá de un sistema nuevo de calderas y turbogeneradores  de alta eficiencia.