•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

La Unión Europea (UE) donó a Nicaragua siete millones de euros (unos 9,6 millones de dólares) destinados a potenciar el turismo en las ciudades coloniales y en la cadena volcánica del Pacífico de este país centroamericano, informó hoy una fuente diplomática.

El proyecto de "Apoyo al desarrollo económico local a través del sector turismo: la Ruta Colonial y de los Volcanes" promoverá el desarrollo sostenible del turismo alrededor de la cadena volcánica del Pacífico de Nicaragua, y cubrirá los departamentos (provincia) de Chinandega, León, Managua, Masaya, Granada y Rivas, precisó la UE en un comunicado.

"Las actividades que prevemos llevar a cabo se desarrollarán principalmente en zonas rurales, donde generalmente hay mayores necesidades de desarrollo social y económico" en Nicaragua, dijo el jefe de la delegación de la Comisión Europea (CE) para Centroamérica y Panamá, Mendel Goldstein, en una declaración escrita.

"Además, se trata en muchos casos de áreas protegidas" y de "promover el respecto al medio ambiente", destacó.

El convenio de cooperación fue suscrito este miércoles entre Goldstein y el ministro de Turismo de Nicaragua, Mario Salinas y, como testigo, el vicecanciller nicaragüense para Cooperación Externa, Valdrack Jaentscke.

Ese proyecto contará con un presupuesto total de ocho millones de euros (unos 11 millones de dólares), de los cuales la donación de la UE es de siete millones de euros y el otro es contrapartida local.

Las autoridades nicaragüenses anunciaron que elaborarán un "plan maestro" de desarrollo turístico para la ruta colonial, que comprende principalmente las ciudades de Granada y León, las primeras en ser fundadas por los españoles tras la conquista.

Además, un plan para la cadena volcánica del Pacífico de Nicaragua, que incluye a los colosos el Cosiguina, San Cristobal, Telica, Cerro Negro, El Hoyo, Momotombo, Apoyeque, Masaya, Mombacho, Concepción y Maderas.

El proyecto enfocará sus acciones a fin de que se beneficien las micro, pequeñas y medianas empresas de la región que participan directa o indirectamente en la actividad turística, así como también las organizaciones representativas del sector privado presentes en la zona, de acuerdo al convenio.

La UE trabajará coordinadamente tanto con la Agencia Luxemburguesa de Cooperación, su socio en ese proyecto, con el INTUR y organismos locales para impulsar ese proyecto durante un período de 4 años.