•  |
  •  |

La doctora Vilma Núñez de Escorcia, Directora del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, y Dorotea Wilson, coordinadora general de la Red de Mujeres Afrolatinoamericanas, Afrocaribeñas y de la Diáspora, fueron galardonadas con dos premios internacionales, por su labor en defensa de las mujeres.

Núñez de Escorcia fue galardonada con el premio Stieg Larsson 2011, por su prolongada lucha a favor de los derechos de las mujeres, y, específicamente, contra las leyes injustas que prohíben el aborto en el país.

El premio fue otorgado por la Fundación Stieg Larsson, de origen sueco, que trabaja por sensibilizar a la opinión pública en los valores democráticos, con especial énfasis en la libertad de expresión.

La doctora Núñez ha mantenido una lucha por mejorar la vida cotidiana de las mujeres de Nicaragua y recientemente, ha luchado para revertir la derogación del aborto terapéutico, decidida por la Asamblea Nacional de Nicaragua en 2006.

Su lucha le ha valido hostigamientos y hasta amenazas de muerte y acusaciones de ser “asalariada de las fuerzas de derecha de Estados Unidos y la Unión Europea”.

La directora del Cenidh ha recibido premios de la Unión Latinoamericana para los Derechos de la Mujer (1994) y de la Organización para los Derechos Humanos de las Mujeres en Estados Unidos (1998).

En 2003 recibió el Premio Shalom, de la Universidad Católica de Eichstätt-Ingolstadt de Alemania. En 2010 fue nominada como finalista para el premio Tulipán de Derechos Humanos, galardón del gobierno holandés. En enero de 2011 recibió la Legión de Honor de Francia, por su lucha por los derechos humanos.

MAM se regocija
El Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM, felicitó a la doctora Núñez de Escorcia por el premio Stieg Larsson, el que consideran un galardón bien ganado, por su valiosa labor en la defensa de los derechos humanos de los nicaragüenses, especialmente, los de las mujeres.

Las integrantes del MAM dijeron  sentirse orgullosas y felices por este premio, que por primera vez es entregado a nivel internacional, y porque esta modalidad fue iniciada, precisamente, con una nicaragüense, quien con garra y valor sigue velando porque reivindiquen los derechos de las mujeres, a quienes históricamente se les ha negado.

Dorotea premiada por la no discriminación
Cuando hablamos de defensa de los derechos humanos de las mujeres afrodescendientes o afrocaribeñas, uno de los referentes principales a nivel nacional y regional es Dorotea Wilson, quién después de 30 años dedicada a esta labor, fue honrada con el Premio Internacional a la Igualdad y No Discriminación 2011; otorgado por el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación, Conapred, con sede en México.

“Este premio es importante porque visibiliza el trabajo que hemos venido haciendo, poniendo en agenda la situación que enfrentamos las mujeres negras en el continente americano, de discriminación, pobreza, exclusión, falta de oportunidades en todos los niveles de participación”, expresó Wilson.

El premio fue institucionalizado en Conapred, desde 2006, y tiene como objetivo reconocer el trabajo y la trayectoria de las personas que se han destacado a nivel nacional e internacional en el ámbito de los derechos humanos, específicamente en materia de No Discriminación.

Otros premiados
Dorotea, originaria de la Región Autónoma del Atlántico Norte, fundó en 1982, el Grupo Cultural Negro, cuyo objetivo es rescatar la cultura y tradiciones de sus ancestros; es cofundadora del Foro de Mujeres de Nicaragua; miembro activa de la Red de Mujeres Contra la Violencia. También es coordinadora de Voces Caribeñas, movimiento de mujeres que impulsa políticas municipales con enfoque de género en la región.

El premio será entregado el 19 de octubre en Ciudad México, en el marco del Día Nacional contra la Discriminación.