•  |
  •  |

Esta semana, la temporada lluviosa atacó fuerte al país. La zona más afectada, hasta el momento, ha sido Occidente, sin embargo, las autoridades de Defensa Civil reportan daños por doquier.

En su último informe, dicha entidad informa de 5,496 acontecimientos perjudiciales para la ciudadanía, y contabiliza seis muertes ocurridas en los últimos días.

Los expertos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, indicaron que las condiciones en el país son propicias para que se generen precipitaciones de ligeras a moderadas, sobre todo, en el Pacífico, zona Norte y en la Región Autónoma del Atlántico Norte.

Este comportamiento se debe a la presencia de bajas presiones en Centroamérica, todo dentro de los parámetros normales que ocurren con frecuencia en esta época del invierno.

Urania Gricela González Gómez, de 21 años, se convirtió en una víctima más de los aguaceros registrados en los últimos días. La joven pereció tras ser arrastrada por la corriente del río Quisulí, en horas de la mañana del martes último, y su cuerpo fue encontrado al mediodía de ayer por bomberos, rescatistas de la Cruz Roja de Ocotal, y civiles de Mozonte.

Reporte de daños desde Granada
El Comité Municipal de Prevención, Mitigación y Atención a Desastres, Comupred, en Granada, realizó un recorrido por la zona de Malacatoya, para evaluar los daños en el lugar.

El gerente de la comuna, ingeniero Alonso Cano, confirmó que la crecida del río afectó severamente los sectores de Tepalón 1, Tepalón 2 y El Porvenir.

“Contabilizamos 20 casas anegadas en Tepalón 1; 15 en Tepalón 2, y  13 viviendas aisladas en El Porvenir, sin embargo, la única afectación que todavía persiste es la anegación de un tramo de cinco kilómetros de camino entre Malacatoya y Tepalón, donde se ha vuelto difícil entrar en vehículo”, explicó Cano.

Mientras, en Estelí, varias comarcas de San Juan de Limay permanecen  aisladas por crecidas de ríos, así como por los daños provocados en las carreteras y puentes.

La alcaldía de esa localidad y funcionarios del MTI, ya movilizaron maquinaria para reparar las vías en los lugares de difícil acceso.

Una situación similar enfrentan los chinandeganos, ya que más de un centenar de comunidades de los municipios de Villanueva, Somotillo y Puerto Morazán, se encuentran aisladas debido a las lluvias, confirmó el mayor Carlos Cáceres, jefe departamental de la Defensa Civil en Chinandega.

Los habitantes de esa zona reportan daños cuantiosos, por afectaciones a sus cultivos de maíz y de frijol.

Cerca de 300 refugiados en Occidente
En el municipio de Villanueva hay 293 refugiados; 39 en la cabecera municipal, Chinandega, y 42 en Puerto Morazán. Las lluvias han dejado serios daños en los caminos de las comarcas El Pellizco, Versalles y El Mojón, pertenecientes al municipio de Chichigalpa, y hay muchas lagunas en el tramo en los 17 kilómetros que unen al empalme de Cosigüina con el puerto de Potosí.

En León, las lluvias cesaron, pero las autoridades de la Cruz Roja y de la Defensa Civil registran anegación y crecidas de ríos, particularmente en la región norte del departamento (El Sauce, El Jicaral, Santa Rosa del Peñón y Achuapa), además de afectaciones en la estructura física de distintas viviendas. Ayer, a una casa se le desprendió el techo, sin dejar lesionados.

En la comunidad Rincón de los Bueyes, jurisdicción de La Paz Centro, 34 familias se encuentran incomunicadas por inundaciones en los caminos, también se reportó anegación, debido a la incesante lluvia y la crecida de los ríos Xolotlán, Sinecapa, El Papalón y Tamarindo.

Según funcionarios de Cruz Roja, las comunidades rurales de Sutiaba, en el municipio de León, permanecen anegadas y con problemas de agua potable.

(Con la colaboración de Leoncio Vanegas, Máximo Rugama, José Luis González, Róger Olivas e Ingrid Duarte)