•  |
  •  |

CHONTALES

El secretario de la Conferencia Episcopal de Nicaragua y Obispo de la Diócesis de Chontales y Río San Juan, monseñor Sócrates René Sándigo Jirón, dijo que “no hay que temer a los que matan el cuerpo, sino a los que matan el alma”, refiriéndose a la muerte del padre Marlon Pupiro, asegurando que los sacerdotes reciben la protección de la Virgen.  
Las palabras las dijo el prelado ante cientos de devotos durante la celebración de lo que se considera quinta aparición de la Virgen en Cuapa y la Jornada del Santo Rosario.   
Durante el servicio religioso, monseñor Sándigo agregó: “María está con los sacerdotes, María los cuida, los protege y los acompaña, y cuando a un sacerdote alguien le quiere hacer daño o le hace daño, no saben que los ojos de la madre están viendo todo, y que tarde o temprano,  pues esa madre como el ave que protege a su cría, saldrá en defensa de ellos…”, sostuvo.
Considera Sándigo Jirón que “como aquel que mataron (padre Marlon Pupiro), no hay que temer a los que matan el cuerpo, sino a los que matan el alma”.
El prelado dijo que la Virgen María no es un concepto, sino una realidad histórica al Evangelio, y vive entre nosotros. Recordó que María también fue víctima de la circunstancia sociopolítica que vivió en ese entonces, porque tuvo que huir a Egipto con su hijo y su esposo José para preservar su vida, debido a que había un dictador de turno en ese entonces.    
“María estuvo inmersa, y yo diría fue víctima, porque en aquel entonces hubo persecución en contra de José y María y Jesús…” recalcó Sándigo, quien dijo que a los nicaragüenses María nunca los abandonará.