•  |
  •  |

El corresponsal de EL NUEVO DIARIO en la Región Autónoma del Caribe Norte, Heberto Jarquín Manzanares, se ha convertido en el blanco de amenazas, a través de correos electrónicos, a raíz de haber dado cobertura a una crisis que sacudió recientemente a una universidad de la Costa Caribe.

A Jarquín le ha llegado un mensaje de alguien que se identifica como Jeanneth Fox, en el que le insulta y recuerda que ha tenido que salir de la zona en reiteradas ocasiones por su trabajo periodístico.

EL NUEVO DIARIO ha recibido esos correos donde se advierte que tiene que sacar al corresponsal Jarquín de la ciudad de Bilwi, “o de lo contrario no respondemos por él”, reza el mensaje en el que se involucra a un partido político sobre el cual ya se han vertido expresiones hostiles.

Ciberinsultos
Heberto Jarquín ha comenzado a tener problemas con sus correos electrónicos y cuentas en redes sociales, donde a cada momento, según nos informa, le aparecen advertencias sobre intromisión de otros usuarios en sus cuentas, bloqueos de las mismas y rechazos de contraseñas, lo que obviamente le causan preocupaciones, ya en el plano de su integridad física.

Amigos y familiares han sugerido a Jarquín que denuncie el ataque a través de los correos, pero dado que en Nicaragua no existe ley que castigue tal, no le ha quedado más que cambiar sus cuentas.

Heberto Jarquín ha hecho saber a END claramente que no piensa volver a cambiar domicilio o abandonar Nicaragua, como tuvo que hacerlo recientemente su colega Silvia González, corresponsal hasta hace pocas semanas de END en Jinotega, asediada, hasta que se vio obligada a recurrir al exilio.

Ya antes, Jarquín ha sido víctima de agresiones, de amenazas de muerte, asaltos y juicios, por su labor periodística, de parte de la mafia maderera, invasores de tierra, políticos, fiscales, funcionarios públicos, convictos vinculados al narcotráfico y hasta de policías, por lo que ha decidido tomar precauciones.