•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El cantante puertorriqueño Ricky Martin defendió hoy en Managua el derecho de los homosexuales, criticó la esclavitud y la pornografía infantil, y prometió una "gran fiesta" para mañana viernes en el único concierto que ofrecerá en Nicaragua.

El artista de la música, que llegó a Managua, reafirmó en rueda de prensa su homosexualidad y dijo que defiende sus derechos.

"Sí, soy un hombre gay y yo busco mis derechos", expresó el cantante, al ser consultado.

"Hay dos o tres personas que de momento les incomoda mi naturaleza (homosexual), pero no tengo ningún control sobre sus emociones", agregó.

El cantante boricua no ha sufrido ningún tipo de rechazo para presentar su concierto en Managua, como parte de su gira mundial Música + Alma + Sexo (MAS).

En Honduras, sin embargo, donde estará el próximo domingo, la Confraternidad Evangélica se opuso a su espectáculo al expresar su preocupación por "el mensaje y ejemplo" que pudiera transmitir.

"Yo simplemente tengo que vivir en paz con mi vida y seguir caminando", continuó Martin, quien explicó que ha visitado 70 ciudades con su gira mundial.

Martin, de 39 años, vive con sus hijos gemelos, Valentino y Matteo, concebidos a través de inseminación artificial en un vientre de alquiler, y con su pareja masculina.

El intérprete de "Living la vida loca" llamó a sus seguidores a plantearse "metas de ganar" y señaló que tiene más de ocho años de luchar contra la trata de personas y la pornografía infantil con la Fundación Ricky Martin.

"Desafortunadamente hay niños que son obligados a entrar al mundo de la prostitución y pornografía y esto pasa en todas las partes del mundo, y tengo ocho o nueve años trabajando en contra de eso", afirmó.

El también embajador del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) añadió que su gira ha sido presenciada por "grandes críticos de la música" y por públicos de diferentes edades, filosofías y creencias teológicas.

"Todo el mundo sale (feliz) de fiesta, todos salen alegres, celebrando, es un tipo de libertad muy especial que se siente después del show (espectáculo)", aseguró.

En Nicaragua, donde admitió tener a "grandes amigos" como el cantante Luis Enrique, "un monstruo de la música", prometió un espectáculo de primera.

"De verdad la van a pasar bien. Yo me voy a asegurar de que todo el mundo la pase bien. Va a ser una gran fiesta y que ¡viva Nicaragua!", exclamó.