•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Nicaragua decretó hoy alerta amarilla (preventiva) en siete de las 15 provincias del país a causa de las intensas lluvias que se cobraron la vida de una persona en las últimas horas, con lo que ya suman siete los muertos desde el martes pasado.

El Gobierno de Daniel Ortega decretó la alerta amarilla en las provincias de Chinandega, León, Estelí, Madriz, Jinotega, Nueva
Segovia y Matagalpa, ubicadas en el Pacífico y Norte de Nicaragua, precisó la primera dama nicaragüense y coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, al leer el decreto.

Murillo explicó que, de acuerdo a los meteorólogos, se esperan más lluvias en los próximos días, por lo que se decretó la alerta
amarilla o preventiva.

Ortega tiene previsto ofrecer hoy por la tarde un informe sobre los efectos de las intensas precipitaciones, originadas por una
depresión tropical en el Pacífico de Centroamérica, la cual se ha comenzado a debilitar, añadió.

Murillo dijo que las lluvias provocaron este viernes el desplome de un andamio en la mina La India, en la noroccidental provincia de León, lo que provocó la muerte de Saturnino García, de 51 años.

Otros dos hombres, uno de 18 años y otro de 29, están gravemente heridos y hospitalizados, detalló.

En total, ese derrumbe dejó a 13 hombres heridos entre los 18 y 29 años, anotó.

De los siete fallecidos desde el pasado martes, las autoridades reportan a dos menores de edad.

Murillo detalló que las autoridades han visitado a unas 100.000 familias desde que iniciaron las lluvias esta semana y lamentó que algunas personas se resistan a ser evacuadas temporalmente por su propia seguridad.

Asimismo, pidió a la población "agudizar todas las alertas" y "extremar todos los cuidados" ante la "situación epidemiológica" que provocan las lluvias.

Nicaragua sufre desde el pasado 5 de octubre de la reaparición de la gripe A y hasta ayer jueves las autoridades registraban 32 casos confirmados.

Según la Defensa Civil, las lluvias han afectado a nueve de las 15 provincias de Nicaragua y a 33 de los 153 municipios.

Además, las autoridades registraban hasta el jueves a 5.466 personas afectadas, incluyendo 1.200 evacuadas que permanecen en 25 albergues temporales, la mayoría en las provincias noroccidentales de León y Chinandega.

Con el último fallecido, ya suman 27 los muertos durante la temporada lluviosa que comenzó el 21 de mayo pasado en Nicaragua, según cifras oficiales.