•   Ocotal / Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los neosegovianos mostraron preocupación al mediodía de hoy, debido a una súbita crecida del río Coco, cuyo nivel superó la altura de las letras blancas en las pilastras que sostienen la plataforma y que perennizan el apellido del dictador Somoza.

El temor era latente, debido a que durante 14 horas consecutivas no ha dejado de llover en la zona, lo que suponía un incremento del nivel del Coco y pudiera atentar contra la plataforma. Se recuerda que el desborde del huracán Mitch, registrado a finales de octubre de 1998, voló este puente, dejando por muchos días incomunicado al departamento con el resto del país.

La feroz crecida de hoy arrancó árboles de sauces y de otras especies, y se observó el paso de vacas y caballos flotando en la corriente, algunos vivos, que luchaban por mantener sus cabezas sobre la corriente.

Denis Ríos, técnico de Higiene y Sanidad Ambiental, del Centro de Salud de Ocotal, dijo que se había abastecido a 30 casas bases de suero y cloro para que los habitantes retiren estos productos para combatir las diarreas y purifiquen agua de lluvia que logren recolectar. Acciones similares también realizaba el Minsa en el resto de municipios.

La preocupación de Ocotal es porque al crecer el río Dipilto, la planta potabilizadora de Enacal para su funcionamiento por la excesiva sedimentación de las aguas, por lo que las autoridades adelantaban orientaciones de recolectar agua lluvia y clorarla para el consumo humano.

Se activan Comupred
Santiago Aguirre, reportero de Radio Segovia en Telpaneca, informó que la corriente del río Coco desbordó sobre la rampla que sirve de paso hacia San Juan de Río Coco, impidiendo el tránsito vehicular.

Nueva Segovia y Madriz activaba hoy los Comité Municipales de Prevención de Desastres, Comupred, para afinar los planes de mitigación y atención a la población que resulte afectada.

El mayor Leonardo Gutiérrez, jefe de la Defensa Civil para Nueva Segovia y Madriz, dijo que hasta el mediodía de hoy, no se tenía reportes sobre estragos o afectaciones en los dos departamentos, pero estaba en constante monitoreo para recolectar información sobre la incidencia del fuerte temporal lluvioso.

Cruzrrojistas que estaban el puente del río Coco recibieron a una familia, la pareja con dos hijos pequeños para proveerles refugio. El hombre, que sólo mencionó el nombre de Orlando, dijo que había dejado la casa en la rivera, porque el río la estaba cubriendo de agua. Dijo que se retiró preocupado también por la suerte de unos cabros y varias cabezas de ganado que pastaban en las orillas del río y que le cuidaba a su patrón.