•  |
  •  |

Durante el Segundo Congreso Internacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, realizado esta semana en Nicaragua, varios especialistas en medicina legal provenientes de diferentes países, valoraron como positivo el avance que tiene Nicaragua en esta materia.

Además, reconocieron que a pesar de las limitaciones con las cuales el personal del Instituto de Medicina Legal realiza su trabajo, hay entusiasmo y compromiso con los usuarios.

“En el Instituto de Medicina Legal nicaragüense vimos que realmente se tiene mucho trabajo, a pesar de las limitantes tiene un personal muy comprometido con la población y con el deseo de trabajar para ayudar a las víctimas”, expresó José Martínez Rosado, profesor de Medicina Legal en la Universidad Estatal de Carolina, en Puerto Rico, según comunicado oficial de la Corte.

El doctor Martínez Rosado vino a Nicaragua a compartir sus conocimientos sobre las formas de identificación de los sospechosos de un delito; los procedimientos a seguir en la escena del crimen y el tratamiento que se brinda a menores infractores en el Estado de Puerto Rico.

Abiertos al cambio
Otro forense que valoró los logros nicaragüenses fue el colombiano Luis Jesús Prada Moreno, quien dijo que ha visto cómo ha evolucionado positivamente el IML en sus instalaciones, en capacitación a sus funcionarios y en especialización.

“Esto tiene un impacto muy alto en la población, porque nosotros tenemos como profesionales forenses un compromiso, que es aportar conocimientos científicos para fortalecer la justicia, que es uno de los pilares invaluables de la sociedad”, enfatizó el médico.

La fortaleza en Nicaragua en materia de medicina forense, destacó Prada,  es que la institución forense está más abierta al cambio, va absorbiendo de manera  rápida y positiva conocimientos en su ejercicio pericial, como prueba para la demostración de un delito.