•  |
  •  |

El proyecto de Ley del Presupuesto General de la República 2012, fue firmado ayer por el presidente Daniel Ortega, y se enviaría este sábado a la Asamblea Nacional. La propuesta plantea un crecimiento del 14.4% respecto a las estimaciones de 2011.

Sin embargo, sectores importantes como Salud y Educación, todavía no reciben las asignaciones requeridas para impulsar el desarrollo social, según expertos.

De acuerdo con el informe presentado por el Presidente de la República la noche de ayer, el proyecto contempla un techo presupuestario de 42,256.8 millones de córdobas, versus los 31,723.91 millones de córdobas aprobado en 2011, que en abril experimentó una reforma que llevó el techo del gastos hasta los 36,953.72 millones de córdobas.

Ortega se refirió también al presupuesto proyectado para el mejoramiento de la infraestructura vial del país en 2012, el cual suma 2,577 millones de córdobas para 54 proyectos de inversión.

“Vamos a seguir construyendo caminos, pero tenemos que reparar todos estos que han sido dañados”, dijo Ortega al firmar el Presupuesto de la República.
De igual manera, el mandatario anunció que continuará dando el bono productivo alimentario, el cual está presupuestado el próximo año en 321. 9 millones de córdobas.

“El bono productivo es muy importante, porque es la forma más efectiva de combatir la extrema pobreza en el campo, e incluso en comunidades semi rurales”, expresó.

“Aquí les estamos dando recursos, en primer lugar, a los sectores sociales, a la Educación, a la Salud, al ajuste de los salarios lógicamente que hay que estarlos presupuestando año con año”, añadió Ortega

Para el economista René Vallecillo, este incremento del 14.4% fue establecido tomando en cuenta los parámetros de crecimiento de la economía nacional del 4% y una inflación del 9.7%.

En cambio, el Presupuesto General 2011, fue formulado partiendo de un  crecimiento real de la economía del 3% y una tasa de inflación acumulada de 6.7%.

Aumentos insuficientes
El proyecto también contempla un crecimiento aproximado al 18% en Salud, al pasar de 5,764.51 millones de córdobas a 6,947.3 millones.
Respecto a la partida presupuestaria para Educación, crece alrededor del 13%; de 5,768.74 a 6,532.9 millones de córdobas.

Vallecillo refirió que con esta asignación presupuestaria, al sector de Salud se le está atribuyendo el 4.5% del Producto Interno Bruto, PIB nacional.
“Esto es insuficiente, porque a Salud se le debería proporcionar, por lo menos, un 7% del PIB, para de esta manera asegurar una mejor y mayor cobertura de las necesidades de la población del sistema”, expresó.

“Con Educación vemos algo similar. Se le está dando un incremento de 800 millones, estamos hablando de casi 12.5%, menos del incremento general de 14.4%. La Educación no está siendo priorizada dentro del Presupuesto General de la República”, agregó.

Según Vallecillo, todavía es necesario analizar la distribución de las asignaciones presupuestarias, para ver si hay más recursos destinados a gasto corriente o de capital.