•  |
  •  |

La primera comisionada con período prorrogado, Aminta Granera, Directora de la Policía Nacional, ordenó realizar una investigación sobre las amenazas que ha recibido el corresponsal de EL NUEVO DIARIO en la Región Autónoma del Atlántico Norte, RAAN, Heberto Jarquín Manzanares, mientras representantes de organismos defensores de derechos humanos condenaron los cobardes mensajes, y consideraron que personas sin escrúpulos pretenden intimidar al periodismo independiente.

Jarquín Manzanares, a raíz de haber dado cobertura a una crisis que sacudió recientemente a una universidad de la Costa Caribe, ha recibido las amenazas a través de correos electrónicos que contienen insultos, y donde le advierten que podría pasarle algo malo debido a su trabajo como reportero. Alguien que se identifica como Jeanneth Fox se ha adjudicado algunos de los amenazantes de textos.  

“Hemos externado la decisión y las indicaciones que tiene el comisionado mayor Yuri Valle, jefe de la Policía en la RAAN, para que con el personal de Auxilio Judicial e Inteligencia se aboquen a la tarea de aclarar, y realizar todas las diligencias de investigación que sean necesarias para dar la respuesta inmediata a la denuncia que está planteada en EL NUEVO DIARIO”, aseguró el comisionado mayor Fernando Borge, jefe de Relaciones Públicas de la Policía.

“END pone el dedo en la llaga”
La presidenta ejecutiva del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, Cenidh, Vilma Núñez, lamentó que las amenazas en contra de periodistas --sobre todo los que laboran en END-- se estén convirtiendo en una rutina. Consideró que estas acciones son ejecutadas por personas cobardes que pretenden intimidar a los medios independientes, y que las mismas podrían aumentar en los próximos días debido al proceso electoral.

“¿Por qué las amenazas a los periodistas de EL NUEVO DIARIO? Porque, definitivamente, son los que están poniendo el dedo en la llaga. Considero que quizá por razones de formato --no quisiera echarme encima a La Prensa--, pero ya La Prensa ha minimizado la magnitud y la dimensión de la información, entonces, ¿qué es lo que nos está quedando? La precisión con la que EL NUEVO DIARIO ha venido informando”, estimó Núñez.

CPDH: “Trabajo en la RAAN es complicado”
El director ejecutivo de la Comisión Permanente de Derechos Humanos, CPDH, Marcos Carmona, aseguró que la libertad de prensa en el país ha retrocedido debido a las amenazas constantes contra periodistas. “El caso de Jarquín, quien cubre una de las zonas más complicadas --la Región Autónoma del Atlántico Norte-- es un mensaje para que no siga desarrollando su función propia; es peligroso, porque sabemos bien la importancia que van a tener los reporteros en este proceso electoral”, recordó Carmona.

“Esperamos que la Policía haga una investigación objetiva y no parcial, porque vemos que las investigaciones policiales han perdido la credibilidad y el profesionalismo”, criticó el director ejecutivo de la CPDH.
“Nosotros demandamos de la Policía una reacción inmediata con efectividad, porque no sería la primera vez que la Policía dice: ‘Vamos a actuar, y no actúan’”, señaló Núñez.