•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

Sorprendidos se mostraron esta mañana los comerciantes ambulantes del malecón de Managua, ante la crecida del nivel de agua del Xolotlán, el cual volvió a inundar gran parte de la zona baja y está alejando a los visitantes.

Ismael Mendoza, vendedor de alimentos en dicho sector, señaló que el viernes pasado el nivel del agua estaba un metro y medio hacia atrás, “y eso te lo digo porque ese día yo anduve vendiendo en esa parte que ahora está inundada”, indicó.

Mendoza afirmó que el fin de semana no llegó a vender al malecón por la intensa lluvia que se reportó, pero esta mañana se llevó tremenda sorpresa al ver el avance del lago. “Espero que el agua no siga avanzando porque las ventas se están poniendo ralas por las lluvias y ahora con esto nos va a afectar más”, manifestó.

Emelina Sánchez, otra comerciante ambulante del sector, refirió que la zona más inundada por la crecida del lago está ubicada en el sector de Los Martínez, de donde es originaria.

“Aquí en el malecón creció más o menos un metro pero allá se metió por lo menos dos metros y la gente está preocupada”, afirmó.

Ella vende golosinas en el sector del Puerto “Salvador Allende” y prevé que, de continuar la intensidad de las lluvias, el muelle quede bajo agua antes del domingo próximo.

Sánchez dijo que esta situación no es del todo buena para todos los comerciantes de la zona, porque las ventas estaban buenas con la llegada del Parque de los Niños Felices que instaló el gobierno, pero, ahora, “todas las ventas se vinieron a pique”.