•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Parlamento de Nicaragua autorizó hoy al Ejecutivo para contratar un préstamo por 20 millones de dólares con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que permitirá impulsar un proyecto de viviendas que beneficiará a 12.830 familias de bajos ingresos.

La ratificación del empréstito, suscrito el pasado 12 de septiembre entre el Ejecutivo nicaragüense y el BID, fue aprobada por 55 de los 92 diputados que integran la Asamblea Legislativa, señaló ante el pleno el titular del Congreso, el oficialista René Núñez.

La financiación será utilizada en el programa gubernamental de vivienda y mejoramiento integral del hábitat, cuyo coste total  es de 39,9 millones de dólares, según el acuerdo.

Ese programa pretende disminuir el déficit de viviendas entre las familias con un ingreso mensual máximo de 409 dólares.

A través de ese proyecto, el Gobierno otorgará subsidios al segmento poblacional con menores ingresos para que tenga acceso a títulos de propiedad y a la construcción o mejoramiento de viviendas de buena calidad, con servicios de electricidad, agua potable, sanitarios, alcantarillados y drenaje pluvial.

Asimismo, el programa mejorará la infraestructura y servicios básicos en los barrios donde habitan los sectores más  necesitados del país.

De los 20 millones de dólares financiados por el BID, Nicaragua pagará la mitad a un plazo de 30 años, con seis años de gracia, y la otra mitad será cancelada dentro de 40 años en una sola cuota, con una tasa de interés del 0,25 por ciento anual.
       El proyecto será ejecutado por el Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (Invur).

Además, el programa gubernamental nicaragüense cuenta con financiación del Banco Centroamericano de Integración  Económica (BCIE), Consejo Nacional de Hermanamiento Holanda-Nicaragua y de la Dutch International Guarantees for Housing Foundation.