•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El jefe del Ejército de Nicaragua, el general Julio César Avilés, acusó hoy a Costa Rica de pretender "engañar" a jóvenes nicaragüenses que permanecen en un humedal en disputa entre ambos países para hacerlos pasar a suelo costarricense y presentarlos como "invasores" ante la comunidad internacional.

Avilés calificó de "grave" ese supuesto interés de Costa Rica contra los ambientalistas nicaragüenses.

Según el jefe militar, las autoridades de San José han llegado al humedal Harbor Head, como lo conoce Nicaragua o isla  Portillos, como lo llama Costa Rica, a intentar llevar a los jóvenes nicaragüenses "con engaños hacia los sectores" del vecino país del sur.

Costa Rica pretende "agarrar" a los ambientalistas y "hacerlos aparecer allá como que han incursionado al territorio costarricense", denunció.

Agregó que sería "más grave" si la policía costarricense ingresa a suelo nicaragüense a "agarrar a estos muchachos allí y llevárselos allá, haciendo aparentar como que ellos incursionaron" a Costa Rica.

"Nosotros decimos que esto es grave, porque estaríamos ante una provocación más y nosotros llamamos siempre, como en otras oportunidades, a la prudencia de quienes apuntan a realizar planes como estos que estoy dando a conocer", continuó.

Ambos países mantienen un litigio territorial desde octubre de 2010, cuando Costa Rica acusó a Nicaragua de invadir con militares y civiles y causar daños ambientales al humedal que Nicaragua reconoce como Harbor Head con el dragado del fronterizo río San Juan, de soberanía nicaragüense, lo que ha sido negado por Managua.

El caso es ventilado en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) con sede en La Haya, que en marzo pasado ordenó a los dos  países abstenerse de enviar personal de seguridad, militar o civil a la zona en disputa, y los llamó a coordinar sus acciones contra el narcotráfico y el crimen organizado en la frontera.

El Gobierno costarricense protestó en agosto pasado al de Nicaragua por la presencia en la zona de litigio de miembros de la
Juventud Sandinista que, según Managua, realizan trabajos ambientales, pero que San José sostiene violan lo ordenado por la CIJ.

Avilés afirmó hoy que "los muchachos" ambientalistas, que llegan en grupos de 100 a la zona, desarrollan en el humedal una "labor muy digna" en representación de todos los nicaragüenses.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, dijo el pasado 8 de octubre que los miembros de la Juventud Sandinista que permanecen en ese humedal están para "construir, no para destruir".

En esa ocasión, Ortega manifestó que Nicaragua no tocará "tambores de guerra contra Costa Rica" e insistió a su homóloga
Laura Chinchilla en que también envíe a jóvenes de ese país a reforestar el humedal de 2,5 kilómetros cuadrados, que San José sostiene está en su territorio de isla Portillos.