•  |
  •  |

El Lago de Managua continúa aumentando de nivel, y ya inundó dos de las estaciones de rebombeo de la planta de tratamiento de aguas residuales, que son un componente de mucha importancia en el proceso de limpieza del Lago de Managua.

Estas estaciones se encargan de llevar las aguas residuales que se recogen en la ciudad hasta la planta de tratamiento (ubicada sobre las costas del mismo Xolotlán), donde pasan por un amplio proceso de limpieza y luego son vertidas (sin contaminantes)  en el mismo acuífero.

La fuerza del período lluvioso volvió a sorprender a las autoridades de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal, quienes desde el año pasado están lidiando con esta situación, sin que puedan encontrarle una solución inmediata.

El NUEVO DIARIO hizo un recorrido por la zona donde se encuentran ubicadas  las cuatro estaciones de rebombeo, y pudo constatar que las aguas del Xolotlán ya se “tragaron” la estación uno, ubicada en el barrio Los Pescadores, la cual salió de operaciones desde hace varios días.


Se necesita plan de emergencia
Ruth Selma Herrera, expresidenta de Enacal, manifestó ayer que es necesario que Enacal establezca un plan de emergencia que permita proteger las estaciones de rebombeo de la planta de tratamiento de aguas residuales, para evitar que esta infraestructura se deteriore de forma acelerada.

Personal de Enacal encargado de las operaciones y vigilancia de los equipos en la estación uno tuvo que salir de sus instalaciones, porque las aguas del Xolotlán inundaron todo el lugar.

“Las aguas nos llegaban hasta la rodilla, y ya no podíamos operar nada. Es por ello que se cerró la válvula de desagüe de la estación, y se apagaron los equipos de rebombeo”, destacó uno de los operarios que, por razones de seguridad prefirió ocultar su nombre.

Herrera señaló que una de las medidas a considerar era construir muros perimetrales para evitar que los equipos se inunden. “Las estaciones de rebombeo costaron 12 millones de dólares. Es una inversión muy alta que debe ser protegida. No podemos obviar que el Lago está creciendo, y se debe establecer un plan que permita proteger las estaciones, sobre todo las que se inundan año con año”, agregó.

La inversión realizada para la construcción de la planta de tratamiento fue de unos US$90 millones, por parte de la cooperación de países amigos como Alemania.

La estación ubicada en el barrio Acahualinca también salió de operaciones, ya que las aguas del Lago están muy cercanas a la infraestructura y ya no permiten que opere de forma normal.

“Mientras el Lago esté crecido no puede operar la estación, porque se pueden dañar los equipos. Solo las estaciones “Rubén Darío” y “Salvador Allende” están operando a toda su capacidad, pero se duplica su funcionamiento y se desgastan más estos equipos”, indicó otro de los operarios de Enacal que prefirió el anonimato.  

Herrera indicó que era necesario establecer obras de mitigación que permitan protegerlas, porque al no funcionar correctamente se estanca el proceso de saneamiento del Xolotlán, porque continuarán entrándole aguas contaminadas”, dijo Herrera.  

 

Xolotlán en sube y baja
Informes brindados por la Presidencia de la República, indican que si el Xolotlán sigue subiendo su nivel, afectaría a 600 familias de 21 barrios capitalinos, que podrían ser trasladadas a albergues.

Hasta la fecha, el cuerpo de agua se ha mantenido en un “sube y baja”, según los últimos reportes del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter. En horas de la madrugada de ayer, el Lago subió 10 cm, y  pasó de 42.30 a 42.40 m sobre el nivel del mar, msnm, siendo este es el promedio en que se ha mantenido.

Barrios afectados
Las lluvias del último mes afectaron mayormente a los distritos II y V de Managua, según reportes municipales. Asimismo, hubo daños  en los distritos IV y VI. Con las precipitaciones de los últimos días son los que tienen mayores problemas, sin contar conque en tres de ellos se encuentran ubicados barrios costeros, donde debido a la crecida del Xolotlán varias familias están en riesgo.

Es por ello que autoridades de la comuna y de la Defensa Civil realizaron ayer un recorrido para evaluar el nivel de inseguridad de los habitantes. El secretario general de la comuna, Fidel Moreno, realizó otro pequeño sondeo en las partes bajas de Acahualinca, donde el agua del Lago ya ha penetrado a los patios de las viviendas.

En declaraciones a medios oficialistas, la delegada del Distrito VI, Praxis Pineda, indicó que constataron que 100 familias están en riesgo. Uno de los barrios más afectados es el “Hugo Chávez”.

Según datos publicados en la página Web de la Alcaldía, de continuar las precipitaciones se requeriría  trasladar a unas dos mil personas a  los albergues.

 Desde el año pasado, luego de las afectaciones del período lluvioso, en la capital hay más de 900 personas que se mantienen en albergues en espera de su reubicación.

Alcaldes se reunirán para evaluar daños
Los alcaldes de las 153 localidades, afiliados a la Asociación de Municipios de Nicaragua, Amunic, se reunirán hoy para evaluar las afectaciones sufridas por efecto de las lluvias en todo el país.