•  |
  •  |

Lesiones gravísimas y portación ilegal de armas son los delitos que le imputa el Ministerio Público al coronel retirado, Víctor Boitano. La acusación criminal contra el todavía candidato a diputado por la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, fue presentada ayer al medio día por el fiscal auxiliar, Manuel Reyes.

Mientras el Ministerio Público accionaba en los Juzgados contra Boitano, en el Tribunal de Apelaciones Managua, TAM, el abogado del coronel retirado presentaba un recurso de Exhibición Personal.

El recurso a favor de Boitano fue radicado en la Sala Penal Uno del TAM, cuya presidenta, Ángel Dávila, dijo desconocer la existencia del mismo porque –ayer--  estaban en la elección del presidente de esa instancia judicial.

Dávila adelantó que si el recurso de Exhibición Personal fue presentado después de interpuesta la acusación de la Fiscalía, no tendrá ningún efecto legal. “Aún no conozco el recurso. Habría que ver los tiempos; cuándo llegó, a qué hora llegó, por qué la detención es ilegal cuando se cumplen las 48 horas, y la Fiscalía no ha interpuesto acusación”, explicó Dávila.

Extraña asignación
Extrañamente, la Oficina de Recepción y Distribución de Causas, Ordice, asignó la acusación contra Boitano al Juzgado Quinto Distrito Penal de Audiencia, pese a que esa judicatura estuvo de turno el pasado fin de semana.

El sistema aleatorio existente en los tribunales capitalinos, establece que los juzgados que hayan estado de turno durante el fin de semana anterior, no reciben nuevas acusaciones en la siguiente semana, para evitar la sobrecarga de causas en una misma judicatura. Por su parte, el juez Julio César Arias programó para hoy a las nueve de la mañana la audiencia preliminar, donde la Fiscalía formulará los cargos contra el coronel retirado, Víctor Boitano.

Los hechos
La acusación contra Boitano se produce luego de que el candidato a la presidencia de ALN, Enrique Quiñónez, lo señaló de haber sido quien disparó contra la multitud que acompañaba la procesión de Santo Domingo de Guzmán, el pasado 10 de agosto en su retorno a Las Sierritas de Managua.

Según la denuncia de Quiñónez, Boitano fue quien hizo el  disparo que lesionó en la columna a José Dolores Almendárez Díaz, dejándolo en silla de ruedas.

El 10 de agosto, tras los hechos sangrientos donde también salió lesionada una niña, Enrique Quiñónez aseguró que quien facilitó el arma con la que fueron hechos los disparos fue un agente policial, provocando la protesta de la institución del orden público. En ese entonces, el vocero de la Policía, comisionado mayor Fernando Borge, informó que el autor de los disparos fue Edwin Antonio Altamirano, de 33 años, escolta personal de Quiñónez.

Ayer, el fiscal auxiliar, Manuel Reyes, dijo a los periodistas que Altamirano está ofrecido como testigo de cargo en la acusación contra Boitano. Por su parte, el fiscal electoral, Armando Juárez, afirmó que la bala disparada por el escolta de Quiñónez solo causó una lesión leve a Almendárez, y que el proyectil que supuestamente disparó Boitano, fue el que lo dejó en silla de ruedas.

Juárez también señaló a los periodistas que la Fiscalía está documentando con la Policía  la otra denuncia que Quiñónez hizo contra Boitano, de quien dijo planeaba atentados terrositas y hasta el secuestro de una hija del presidente Daniel Ortega.

A los Juzgados fue llevado en una camioneta Almendárez, quien expresó a los periodistas que él acusa a Boitano por lo que dijo Quiñónez, pero no porque él lo haya visto disparar en su contra.