•  |
  •  |

El jefe del Ejército de Nicaragua, general Julio César Avilés, denunció una trama que pretenden ejecutar las autoridades costarricenses, con el fin de perjudicar a nuestro país en el litigio que se libra en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, provocando a los jóvenes ambientalistas que están en la zona del Río San Juan de Nicaragua, para hacerlos quedar como invasores de territorio costarricense.

Avilés afirmó que, a través de información de Inteligencia Militar, conocieron que los costarricenses pretenden llevar bajo engaños a los “chavalos” a la parte sur de la nicaragüense Harbour Head, para luego atraparlos y presentarlos ante medios ticos e internacionales, como agresores de la soberanía costarricense y como destructores del medio ambiente.

La otra variante de la estrategia del vecino país, que contemplan las autoridades militares, es el ingreso de fuerzas especiales a nuestro territorio, capturar a los jóvenes, y luego llevarlos a suelo costarricenses para simular “una nueva invasión”, como le llama San José a las obras de dragado y de limpieza del Río San Juan, que se ejecuta desde 2010.

Graves denuncias
“Esto es grave, porque estaríamos ante una provocación más, en lo cual nosotros llamaríamos siempre, como en otras oportunidades lo hemos hecho, a la prudencia de quienes apuntan a realizar planes como estos que yo estoy dando a conocer. Los muchachos allá han desarrollado una labor muy digna, creo que todos los nicaragüenses debemos sentirnos representados por ellos”, consideró Avilés.

Aseveró que ya han alertado a los jóvenes ambientalistas de los movimientos Guardabarranco y Juventud Sandinista 19 de Julio, a no caer en provocaciones.

Avilés aseguró que el Ejército de Nicaragua brindará protección para evitar que dichos supuestos planes se lleven a cabo, y sostendrá la vigio, Ministro de Comunicación del gobierno de Laura Chinchilla, pero a las declaraciones del funcionario nicaragüense Edén Pastora, a cargo del dragado, y quien hace días llamó “loco” al canciller de San José, Enrique Castillo, a quien propuso enviar a un hospital psiquiátrico.

Para el ministro Gallardo, quien debería ir al siquiátrico es Pastora, según sus breves declaraciones a medios costarricenses.

Por su parte Pastora, en declaraciones telefónicas retransmitidas por la televisión local, además de tildar de loco al canciller Castillo, destacó la construcción de una carretera costarricense paralela al Río San Juan, pero lamentó que se haya despaldado la zona, tal como lo ha hecho Costa Rica en los últimos años en la zona.

Pastora dijo que esa carretera podría servir a los nicaragüenses que deseen viajar a Costa Rica, al igual que el dragado en territorio costarricense puede servirle al turismo costarricense con permiso y supervisión de las autoridades nicaragüenses.

Hace casi un año, la familia Reyes Aragón, sospechosa de cooperar con el narcotráfico, según Nicaragua, denunció que Edén Pastora había invadido Costa Rica.