•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El nivel de agua del Lago de Managua creció 13 centímetros en los últimos tres días y las autoridades de gobierno esta tarde esperan anunciar medidas preventivas para las poblaciones de la ribera, ya que el Ineter conserva su pronóstico de lluvias en todo el país y vigila otro sistema en posible formación entre El Salvador y Guatemala.

En el último Boletín Meteorológico Informativo, los técnicos del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, destacan que el nivel del Xolotlán este martes se encontró en 42.40 metros sobre el nivel del mar (msnm).

El sábado pasado el lago registró 42.27 msnm, según el Ineter, un dato que fuera citado al día siguiente por la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, quien recordó en su informe que el año pasado este cuerpo de agua provocó inundaciones cuando alcanzó los 42.73 msnm.

Vigilancia permanente

Debido al repentino crecimiento de 13 centímetros, Ineter recomienda en este boletín al Sinapred y Defensa Civil, “mantener la vigilancia permanente de los puntos críticos identificados y zonas vulnerables a inundación de la zona occidental, Meseta de Los Pueblos del Pacifico y la ladera occidental de la meseta en la Región Norte”.

Agregan que el fenómeno que ha provocado las fuertes lluvias en las últimas semanas está alejándose del territorio, “no obstante, hay una baja probabilidad (15%) que se forme en superficie una baja presión en aguas costeras de El Salvador y Guatemala en las próximas 48 horas”.

Prevalecen lluvias
Los técnicos señalan que se “está dando seguimiento cercano a esta situación meteorológica para determinar la naturaleza y posibles efectos de este sistema en la actual situación meteorológica prevaleciente en nuestro territorio”.

Considerando la saturación de los suelos, Ineter también advierte a los pobladores tomar en cuenta los riesgos de deslizamientos cuando se habita en laderas inestables. También recomienda adoptar medidas para la navegación en el océano Pacifico y lagos Xolotlán y Cocibolca, por posibles altos oleajes.

De manera particular advierte “estrechar la vigilancia de anegación” en las zonas costeras de Lago de Managua, especialmente en Tipitapa, una zona donde ahora el Xolotlán está drenando sus aguas hacia el Cocibolca, según los últimos informes internacionales.

Ineter no descarta que el nivel de agua de este manto siga creciendo en los próximos días, pues aseguran que permanecerán las “lluvias ligeras” en todo el territorio nacional. Cabe indicar que los sitios (cuencas hidrográficas) donde se registra lluvia permanente, en su mayoría son aquellos que drenan sus aguas hacia el lago de Managua.

Recargas del Xolotlán
La mayor carga de agua el Xolotlán la recibe de cuatro fuentes, según estudios del Ministerio del Ambiente y Recursos Naturales (Marena), de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y del Centro para la Investigación en Recursos Acuáticos de Nicaragua (CIRA/UNAN).

El río Sinecapa descarga cerca del Complejo Volcánico Momotombo y recoge el aporte de pequeños mantos de Occidente. Cerca de la pista aérea de Punta Huete, mejor conocida como “Panchito”, también escurre el río San Antonio, con aguas de la zona central del país.

De esta última zona también recoge aguas el río Pacora, que tiene su desembocadura en el sector de La Bocana. No obstante, la mayor cuota se drena al oeste de San Francisco Libre, donde desembocan aguas del río Viejo, que nace en San Rafael del Norte (Jinotega), y que recoge el aporte del río Grande de Matagalpa.

Por si fuera poco, el lago también recibe agua mediante cauces y escorrentías que provienen del 70% del departamento de Managua, es decir, la Cuenca Sur del lago, que incluye Ticuantepe, El Crucero, Mateare, Tipitapa y Masaya.