•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La influenza, la leptospirosis y y el dengue son amenazas que se ciernen sobre Nicaragua, azotada desde hace 10 días por temporales que dejaron al menos 12 muertos y más de 130.000 afectados, indicaron expertos.

Como consecuencia de las lluvias "se ha presentado un ligero incremento de las afectaciones respiratorias en niños" que acuden al hospital infantil La Mascota, en Managua, según su director Gerardo Mejía.

De un total de 341 pacientes que fueron atendidos en el nosocomio el martes, 250 presentaban problemas respiratorios y 125 debieron ser hospitalizados, detalló el médico en declaraciones al sitio oficial El 19 Digital.

"Las condiciones de humedad que existen en el país son propicias para la circulación de virus" como la gripe H1N1, la influenza, el del sincitial respiratorio y el H3N2 que afecta principalmente a niños, adultos que tienen alguna enfermedad crónica y a mujeres embarazadas, dijo a la AFP la portavoz del ministerio de Salud (Minsa), Vilma Areas.

En los últimos 17 días, desde que se detectó el primer caso, se contabilizaban ya 99 positivos del virus A-H1N1, la mayoría de los cuales se concentran en la capital, aunque también se presentan casos en León (oeste), Jinotega y Matagalpa (norte), Masaya y Carazo, según datos oficiales.

De las personas afectadas solo nueve han requerido hospitalización para garantizar el tratamiento, debido a que padecen otras enfermedades que pueden agravar el diagnóstico, explicó Areas.

El virus de gripe AH1N1 es la misma cepa que afectó el país en 2009, cuando fallecieron 11 de los más de 2.000 contagiados.

En esta ocasión, sin embargo, "el virus no ha sido agresivo. No hemos tenido riesgos de muerte, porque si (el paciente) llega a tiempo a la unidad de salud, y si le damos el tratamiento oportuno, no tiene por qué tener complicaciones", declaró a la prensa la titular del Minsa, Sonia Castro.

La funcionaria menciono que el H1N1 dejó de ser una enfermedad pandémica y existen medidas definidas para tratarlo y prevenirlo.

Otras enfermedades que están siendo monitoreadas por las autoridades de salud son la leptospirosis, de la cual se han registrado este año 78 casos, y el dengue, con 860 contagios de la variedad clásica.

Aunque "la situación está bajo control" y no se reporta ninguna muerte por estas enfermedades, "se ha activado un plan preventivo" que incluye la movilización de personal de salud y brigadas de vecinos para detectar a las personas que presenten síntomas de estos males, mencionó Areas.

En los albergues, donde se refugian cientos de personas desplazadas de zonas inundadas, se han instalado equipos de salud permanentes para evitar un brote epidémico, agregó.

También se realizan visitas domiciliares para ubicar a personas que presenten síntomas de estas enfermedades y se les hace recomendaciones para evitar el contagio.

El dirigente sindical de los trabajadores de la Salud Gustavo Porras pidió a la población "no descuidarse" porque, aunque el número de casos de influenza o dengue puedan ser momentáneamente bajos, "eso no quiere decir que ya esté dominada la situación epidemiológica".

Las lluvias que azotan el país desde hace 10 días de forma continua han provocado el desborde de ríos, cauces y lagos en 14 de los 17 departamentos, ante lo que el presidente Daniel Ortega declaró el lunes el "estado de calamidad nacional" para responder a la emergencia.

Las autoridades reportan 12 muertos, 134.000 desplazados y severos destrozos materiales en viviendas y carreteras, a causa de las lluvias.