•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

Nicaragua solicitó hoy más ayuda internacional para enfrentar las intensas lluvias que desde la semana pasada han causado 13 muertes, afectado a 134.525 personas y destruido cerca de 1.000 kilómetros de carreteras y caminos.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, confirmó hoy en Managua junto a los 153 alcaldes del país y el Gabinete de Emergencia, que en las últimas horas murió una persona producto de las precipitaciones, con lo que ya son 13 los fallecidos desde la semana pasada.

Ortega y la Asociación de Municipios de Nicaragua (Amunic), que aglutina a los 153 ediles del país, solicitaron más ayuda a la
comunidad internacional ante los estragos provocados por los aguaceros.

"Exhortamos a los organismos internacionales de cooperación, a los representantes de embajadas acreditadas en nuestro país y a la comunidad internacional a contribuir con recursos complementarios" a Nicaragua, indica un comunicado de Amunic.

Este país centroamericano permanece en estado de calamidad y alerta nacional desde el pasado lunes.

Según Ortega, los organismos locales de socorro tienen listo un plan para evacuar a 3.000 personas que habitan en las costas del Lago Xolotlán o de Managua, debido a una considerable crecida en el nivel de sus aguas.

Agregó que los meteorólogos locales pronostican una semana más de lluvias.

Explicó, sin embargo, que la comunidad internacional y otros organismos ya ofrecieron su ayuda.

Entre ellos mencionó a Brasil, Canadá, Españá, Irán, México y Taiwán, así como al Programa Mundial de Alimentos (PMA), Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Además, resaltó que Nicaragua tiene el "privilegio" de pertenecer, por una "decisión político-ideológica", a la Alianza
Bolivariana para las Américas (Alba), que "nos da una gran seguridad para enfrentar una emergencia".

Esa "generosidad" del Alba, afirmó, le permite a este país acceder a recursos económicos en condiciones muy flexibles, por lo
que su gobierno trabaja en "crear un fondo" económico para destinarlo a las labores de socorro y reconstrucción.

Por otro lado, Ortega explicó que los aguaceros han afectado 2.737 manzanas de un total de 213.838 sembradas con fríjol, maíz, sorgo, ajonjolí e incluso algodón.

Por el momento "no podemos hablar de grandes pérdidas" en esas siembras, dijo.

Con el fallecido reportado hoy, ya suman 33 los muertos durante la temporada lluviosa que comenzó el 21 de mayo pasado en Nicaragua, según cifras oficiales.