•  |
  •  |

Los recursos de amparo interpuestos por Virgilio Godoy, Balmore Balladares, Pedro Reyes Vallejos, Rolling Tobie y Benancio Berríos, exigiendo la representación legal del Partido Liberal Independiente, PLI, y la anulación de todo lo actuado por Indalecio Rodríguez --representante legal de ese partido político-- podrían quedar engavetados hasta después de las elecciones.

Esto, según la sesión plenaria celebrada ayer en la Corte Suprema de Justicia.

Los principales alegatos presentados por las tres fracciones del PLI durante la sesión fueron: la falta de una convención delegatoria por parte del grupo presidido por Indalecio Rodríguez, haber presentado una lista adulterada, la violación de 15 estatutos del partido y otros artículos de la Constitución Política y la Ley Electoral.

El magistrado con término vencido, Rafael Solís, aseguró que sólo había un 50% de probabilidades de que la Corte Suprema de Justicia, CSJ, se pronunciara antes de las elecciones.

“Este es un asunto complicado, porque lo que nosotros decidamos impactará el día de las elecciones. En el caso del PLI, es obvio que se han interpuesto intereses nacionales con sustento jurídico y fundamento político, por lo que aunque la Corte hará todo lo posible por estudiar los expedientes, lo que nosotros decidamos afectará a una alianza que ya está inscrita”, indicó Solís.

También destacó que si la decisión se produce antes de las dos semanas siguientes, se podría afectar a un partido de oposición al gobierno, en un escenario de observación electoral y con boletas ya impresas, lo cual podría afectar la legitimidad de las elecciones.

Ve mejor el de Rolling Tobie
Sin embargo, Solís recalcó que la fracción de Rolling Tobie y Pedro Reyes Vallejos era la que contaba con mayor fundamento jurídico.

El magistrado y presidente de la Sala Constitucional, Francisco Rosales, declaró que de conformidad con lo expuesto por cada una de las partes, fallarían conforme a los expedientes, haciendo lo que estuviera a su alcance para hacerlo en el menor tiempo posible, pero con sabiduría.

Si se produjera el fallo a favor de los demandantes, y la anulación de todo lo actuado por Indalecio Rodríguez --el único presidente del PLI reconocido por el Consejo Supremo Electoral--, esto  implicaría la anulación de la candidatura presidencial de Fabio Gadea Mantilla y de al menos 70 candidatos a diputados.