•  |
  •  |

Los daños ocasionados por las lluvias  en la red vial del país son de gran consideración, y se comparan con las afectaciones que provocó el huracán Mitch en 1998. En términos económicos, se necesitan al menos 160 millones de córdobas para reparaciones, confirmaron ayer autoridades del Ministerio de Transporte e Infraestructura, MTI.

Pablo Fernando Martínez, Ministro de Transporte, dijo que el último informe recopilado hasta ayer reporta mil kilómetros de caminos y de carreteras dañados en todo el país, y que la situación puede agravarse, porque la incidencia de las lluvias se mantendrá por una semana más.

Martínez también aseguró que hasta la fecha han contabilizado más de 30 puentes destruidos que conectan las vías de la red de municipios del país.  

Además, señaló que a la situación se agrava más a nivel de caminos rurales, porque existen muchas familias que están incomunicadas.

“La situación está crítica, porque las lluvias se mantendrán por una semana más. Las precipitaciones que han caído en el Norte y en la zona Central del país, sobre todo en Estelí, Matagalpa, Nueva Segovia, Jinotega y Occidente, han saturado los suelos,  y han ocurrido gran cantidad de deslizamientos que obstruyen las carreteras”, aseguró.

Limay, el más golpeado
El funcionario señaló que una de las zonas más golpeadas es San Juan de Limay, que está incomunicado, porque no tiene salida por ninguna de las cuatro rutas que lo conectan, ya que los caminos están cortados.

“Las cuatro salidas de Limay están cortadas; sus rutas por Estelí, Pueblo Nuevo, Achuapa y San Francisco del Norte están cortadas; hay muchas comunidades (33 en total) con problemas de comunicación”, indicó.

Martínez dijo que, por el momento, hay que esperar a que las aguas bajen de nivel y deje de llover, para iniciar las obras de reparación, y garantizar que se pueda transitar en las zonas afectadas, para luego dar inicio a obras mayores que aseguren el paso total.

Indicó que en el caso de la cuesta La Gavilana, en Condega, es un cerro cuyos suelos se han venido deslizando desde el año pasado.

“En el período lluvioso hay mucha saturación de agua, y para corregir el problema se necesita de un trabajo mayor, que por el momento no se ha podido realizar”, expresó.

Cooperación de Japón
Martínez destacó que la cooperación de Japón estará destinando recursos para construir el puente Paso Real, que se cortó en Limay.

“Los recursos están en gestiones y hay muchas posibilidades de que se aprueben este año. Tenemos varios puentes en la parte de Chinandega, en Villa Nueva y en Somotillo, que han sufrido daños y serán atendidos con cooperación de Japón. Hoy (ayer) se desplomó otro puente en Villa Sandino, en Chontales. Los daños son tan considerables, como los que se dieron tras el paso del huracán Mitch, y se necesitará  de más presupuesto para atenderlos. Creemos que se superará los 160 millones de córdobas”, aseguró.