•  |
  •  |

Pese a la destrucción que a nivel nacional han ocasionado las lluvias, la vicetitular del Ministerio Agropecuario y Forestal, Magfor, Amanda Lorío, consideró mínimas las pérdidas en las cosechas, y que, por lo tanto, no hay excusas para que se disparen los precios de los productos agropecuarios nacionales.

La funcionaria destacó que hay suficientes granos en reserva para hacer frente a la demanda nacional.

Mientras tanto, el doctor Gero Vaagt, representante en Nicaragua de la Organización de la Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, dijo que el próximo lunes realizarán una reunión con sus colegas de Naciones Unidas de Centroamérica, para planificar las acciones y enfrentar la emergencia que vive la región, azotada por las fuertes lluvias.

“No creemos que se disparen precios de algunos productos alimenticios en Nicaragua, porque, en primer lugar, tenemos tres cosechas y no dependemos de una. Los resultados de la cosecha de primera fueron excelentes, y se logró acopiar casi millón y medio de quintales de frijoles, que es suficiente para la alimentación del año”, aseguró la viceministra.

Lorío indicó que en la cosecha de primera se sembraron 236,000 manzanas, y en este momento las cosechas enteramente perdidas son tan solo un aproximado de 2,700 manzanas, mientras las afectadas, a diferentes niveles, llegan a 9,000, pero eso frente al total es apenas una mínima fracción.

Sería agiotismo

“No podemos prever lo que ocurra con el clima, pero en estos momentos que los precios se disparen sería agiotismo, y no estaría justificado”, explicó, durante una de las actividades de la Jornada del Día Internacional de la Alimentación, y el homenaje a la mujer rural trabajadora.

Para el presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua, Upanic, Manuel Álvarez, todavía es prematuro dar reportes de las afectaciones en los cultivos.

“Aún no podemos decir cuántas manzanas están totalmente perdidas. Sabemos que hay daños, pero debemos esperar que el agua baje para evaluar los estragos. Aun así, las proyecciones de cosecha se mantienen, por lo que los productos no deben subir de precio”, refirió.

Aunque el pasado miércoles, el presidente Daniel Ortega informó que hasta ese momento se contabilizan 2,737 manzanas perdidas y 1,979 con serios daños, Álvarez aseguró que todavía no existe un detalle por rubro afectado.

Sin embargo, tienen datos preliminares de algunos cultivos, tales como la caña de azúcar, que reporta un 5% de plantas “acostadas”, pero que son rescatables. En el caso del maní, también registra una pérdida del 4% de las áreas de cultivos.

Mientras tanto, un comunicado del portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y Europeos del gobierno francés, Bernard Valero, señaló que su nación está acudiendo en ayuda de las poblaciones de América Latina.

El Salvador fue  el primer país en haber solicitado la ayuda internacional.

Nicaragua hizo lo mismo a partir del 19 de octubre. Ante eso, Francia está delegando los medios necesarios a su Embajada para la compra de productos de primera necesidad, como paquetes de higiene personal, colchones y frazadas, además de material de socorro y de construcción de habitaciones semitemporales.


FAO evalúa para brindar ayuda

Por su parte, el doctor Gero Vaagt, Representante de la FAO en Nicaragua, dijo que tras la reunión en la mesa de cooperantes, el organismo  a su cargo y el PMA, en coordinación con el Sinapred, están iniciando el proceso de levantamiento de datos base para la planificación y apoyo a los agricultores que han perdido sus cosechas o que necesitan semillas.

“Estamos dirigiendo los recursos de proyectos a esa emergencia, y solicitamos colaboración de otros donantes. El lunes tendremos una reunión regional con colegas de Centroamérica, porque el problema no es sólo de Nicaragua, es regional”, expresó Vaagt, quien espera que de amainar el temporal, para la próxima semana tendrán los primeros informes.