•  |
  •  |

Las lluvias y la temeridad siguen cobrando la vida de ciudadanos, quienes a pesar de las impetuosas corrientes de los ríos se arriesgan a cruzarlos. Tres personas más perecieron por esta causa, dos de ellas en el departamento de Estelí y uno en San Nicolás, mientras  el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales, Ineter, reporta más lluvias, pues además del Centro de Baja Presión que está afectando el territorio, un frente frío se desplaza lentamente desde el occidente, procedente de Honduras.

El subdirector del Ineter, Jorge Castro, señaló que el centro de baja presión en el Caribe podría convertirse en ciclón en las próximas horas. Según el Centro Nacional de Huracanes ya existe el 20% de probabilidades de que ocurra esto.

Cristina Gutiérrez Jirón y Danilo Casimiro Gámez Castillo, de 42 y de 44 años, respectivamente, se convirtieron en las nuevas víctimas de las lluvias en Estelí, cuando intentaron cruzar una quebrada desbordada en el municipio de San Nicolás, al suroeste.

Mientras tanto, rescatistas de la Dirección General de Bomberos, Cruz Roja esteliana, brigadas del Ejército y de la Defensa Civil, culminaron dos jornadas continuas de búsqueda infructuosa del cadáver de Rafael Rugama Siles, de 18 años, arrastrado por las aguas.

 

Empiezan a habilitar más albergues

En el caso de Managua, tres familias ya ocupan el albergue “Arlen Siu”, en Carretera Norte. Este es uno de los refugios que la Alcaldía de Managua, en conjunto con autoridades de otras instituciones, rehabilitará en el caso de que se lleguen a evacuar a 600 familias que habitan en la zona costera de la capital, si el lago sube más allá de los 42.76 metros sobre el nivel del mar que alcanzó el año pasado.

Además del albergue antes mencionado, se estarían habilitando otros dos ubicados en las instalaciones de las antiguas bodegas de la Menen y de Correos de Nicaragua, los tres ubicados en el Distrito VI.

Según el secretario general de ALMA, hasta ahora en la capital se encuentran  activos siete albergues que resguardan a más de 3,700 personas (791 familias), las cuales resultaron afectadas con las lluvias de 2010.

Si la situación empeora se abrirían otros cuatro refugios, con lo cual serían 14 los albergues activos en la capital: siete que fueron abiertos en 2010, y siete que, de continuar las lluvias, se habilitarían este año.

En los distritos III y V es donde se han efectuado  la mayor cantidad de evacuaciones, según Moreno, pero tres familias de Santa Helena y de Montefresco, del Distrito VI, tuvieron que salir de inmediato al quedar sus viviendas completamente anegadas.

Moreno señaló que en 16 cauces han reportado serios derrumbes, el más afectado es el de Nejapa, donde la comuna prevé invertir 5 millones de córdobas en la construcción de cortinas hidráulicas.

 

Las zonas costeras

En promedio, el lago Xolotlán está creciendo 5  y 8 centímetros diariamente, y el aumento de sus niveles mantiene en riesgo a 21 barrios costeros. “En cinco o seis días podríamos estar igualando la normal del año pasado, eso está determinado por el régimen de lluvia”, señaló Moreno.

Las evacuaciones se ejecutarían el domingo o el lunes, si sigue lloviendo, en los barrios Las Torres, “Carlos Reyna”, Bajos de Acahualinca y Santa Ana Norte, entre otros.

Autoridades municipales de Tipitapa, en conjunto con miembros de Defensa Civil, realizaron la entrega de 2,191 paquetes a 10,751 personas de 38 comunidades, que se encuentran aisladas en las zonas rurales de dicha localidad.

En la comunidad El Madroño se perdieron cosechas de frijoles, maíz y trigo, y los pobladores se encuentran sin alimentos.

 

Más daños en Estelí

Por otro lado, las familias que habitan en más de 20 comarcas de la zona noreste del municipio de Condega, están incomunicadas desde que las aguas averiaron el puente Paso Real, y sin energía eléctrica desde hace una semana, por lo que pidieron a las autoridades del Sinapred de Condega que les lleven ayuda.

En Chinandega, los daños a la red vial, cultivos y viviendas son considerables, y están activos los 13 comités de socorro. La Península de Cosigüina, cercana al Golfo de Fonseca, es uno de los territorios más golpeados. Mientras, al menos 5 kilómetros de la ruta internacional hacia El Guasaule están completamente destruidos, y el dique de contención del Puerto de Corinto está socavado, lo que podría afectar a decenas de familias de barrios costeros.

Benito Espinoza, delegado departamental del Magfor, en Chinandega, informó que en el municipio de Villanueva existen 110 manzanas de maíz y 30 manzanas de sorgo afectadas; el municipio de Somotillo registra 70 manzanas de maíz y 25 manzanas de sorgo dañadas. Indicó que el cultivo de frijol está severamente afectado al norte del departamento y en las laderas de los volcanes Chonco-Casitas y San Cristóbal, y que habrá una merma en el rendimiento de la cosecha de 5,700 manzanas de arroz.

 

(Con la colaboración de José Luis González)