•   San Salvador, El Salvador  |
  •  |
  •  |
  • ACAN-EFE

El Salvador anunció hoy que pedirá una "gracia migratoria" para salvadoreños que viven en los Estados Unidos y cuyos familiares fueron afectados por las lluvias que azotaron recientemente su país, así como una reducción de las deportaciones de indocumentados.

El presidente Mauricio Funes dijo a periodistas que su Gobierno acudirá a EE.UU. para "pedirle una reducción de las deportaciones" porque el desastre agravó las condiciones del país para recibir a esos salvadoreños.

Las deportaciones no se pueden suspender, pero "sí podemos pedir que se reduzca la cantidad de deportados ante la imposibilidad que tienen estos de reinsertarse a la vida productiva del país por el golpe que hemos recibido", explicó.

Funes adelantó que "probablemente la próxima semana el canciller tenga que viajar a los Estados Unidos para hacer ese pedido".

"Estamos haciendo las consultas con la Administración Obama sobre las posibilidades de una gracia migratoria adicional" para
inmigrantes salvadoreños que no se benefician del Estatus de Protección Temporal (TPS, siglas en inglés), informó el canciller Hugo Martínez.

Por su parte, la embajadora estadounidense en San Salvador, Mari Carmen Aponte, confirmó los contactos y dijo que la decisión de su Gobierno se anunciará "cuando sea oportuno".

Martínez explicó que "hay varias alternativas, incluida la posibilidad de un nuevo TPS", y que "la idea sería beneficiar a personas (que son) familias de personas que fueron afectadas por esta depresión tropical" que provocó las lluvias en El Salvador.

"No podemos dar una definición final de esta decisión porque estamos analizando qué sería lo más conveniente y lo más realista" a solicitar, aclaró Martínez a periodistas tras recibir una donación de 250.000 dólares del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) para cubrir necesidades de damnificados.

Con las autoridades estadounidenses "estamos hablando de algunos escenarios que nos permitan una gracia migratoria adicional para personas que no están dentro de ese TPS que fue (otorgado) a raíz de los terremotos de 2001", agregó.

En el TPS hay "un universo de 218.000 personas que han sido beneficiadas con diferentes prórrogas y que esperamos que sean beneficiadas con una prórroga más en marzo del próximo año", la que fue solicitada en septiembre pasado, recordó el canciller.

Entre 2,5 y tres millones de salvadoreños viven legal e ilegalmente en Estados Unidos.

Aponte confirmó, en declaraciones por aparte a los periodistas, que tiene "conocimiento de que (las autoridades salvadoreñas) están en conversaciones con el Departamento de Seguridad Nacional" de Estados Unidos sobre el asunto migratorio.

"Más adelante se hará alguna decisión", la cual se anunciará "cuando sea oportuno", apostilló la diplomática, luego de entregar
al canciller un cargamento de ayuda humanitaria para damnificados.

Las lluvias causaron al menos 34 muertos, unos 56.000 evacuados y un millón de afectados en El Salvador, según cifras del Gobierno.