•  |
  •  |

Si el Xolotlán llega a alcanzar los 42.76 msnm, las autoridades trasladarán  a 887 familias a los albergues. Este domingo, personeros de la Alcaldía de Managua y de Defensa Civil actualizaron los datos de cuántos núcleos serían evacuados, no solo en Managua, sino en municipios aledaños.

El plan de evacuación de las familias de la zona costera se encuentra listo, al igual que los tres albergues que se activaron en el Distrito VI para recibir a las primeras familias que habitan en las orillas del lago.

El secretario general de la Alcaldía de Managua, Fidel Moreno, señaló que en los días de intensas lluvias el lago estuvo creciendo en promedio seis u ocho centímetros diarios. Actualmente, esa cifra ha descendido a uno o dos cm por día.

A pesar de esto, según el último reporte de medición del lago en aguas mansas, el nivel es de 42.47 msnm, pero con el intenso oleaje esa cifra llega a 42.60 msnm, a tan solo 16 centímetros de la cifra máxima de 2010, que fue de 42.76 msnm.

“El 8 de octubre la medición máxima del lago de Managua (Xolotlán) nos daba 41.60, hoy la medición máxima nos dio 42.60. En un lapso de 15 días el lago ha crecido un metro”, señaló Moreno.

Para evitar problemas, las autoridades decidieron actualizar la cifras de familias que podrían ser evacuadas en caso de que el lago alcanzara un promedio de 43.50 msnm en los próximos días.  En Managua, Moreno señaló que son 600 las familias en peligro, las cuales tendrían que ser trasladadas a albergues.

En el caso de la zona costera de Tipitapa, 80 familias tendrían que salir si siguen subiendo los niveles del lago, en San Francisco Libre serían 150, y, en Mateare, 157 familias.

“Si el régimen de lluvias fuese similar al que tuvimos la semana pasada, lógicamente, los niveles de agua que tendría el Lago de Managua nos obligarían a activar los planes de evacuación”, agregó el funcionario de la comuna.

Por su parte, el coronel Néstor Solís, segundo jefe de Defensa Civil, señaló que a ese número de familias se tienen que agregar otras 100 ubicadas en el municipio de La Paz Centro, de la zona del Momotombo.

No quieren albergues pero…no hay opción
Mientras tanto, Jorge Castro, Subdirector del Ineter, señaló que la Depresión Tropical afectaría aún más rápido el crecimiento del lago.

Los habitantes de los Bajos de Acahualinca no se mostraban satisfechos con la idea de ser trasladados a albergues. “No es agradable estar en un albergue, es más cómoda la casa, pero si no queda otra opción

nos iremos”, señaló Rafael Vado.

En horas de la mañana de ayer, las autoridades municipales visitaron el anexo al barrio “Pedro Joaquín Chamorro”, donde varias casas se encuentran al borde de un precipicio que colinda con el Lago Xolotlán.

Solo en el terreno de Juana Isabel Zavala hay al menos cinco casas y 10 familias, el lavadero está a punto de caerse al abismo, no quieren salir de su hogar, pero aseguran que si les garantizaran una vivienda y no estar en un albergue, saldrían.

(Colaboración Seydi Castillo)