•  |
  •  |

La Comisión Interdisciplinaria de Justicia Penal de Nicaragua presentó ayer el Modelo de Atención Integral a Mujeres Víctimas de Violencia Intrafamiliar y Sexual en Nicaragua, a la Comisión de Género de la Corte Suprema de Justicia, para escuchar observaciones y discutir detalles del nuevo modelo que se implementará de lleno el próximo año.

Dicho modelo consiste en la entrevista única a la víctima, lo que reduciría de siete entrevistas a una,  en la Comisaría de la Mujer, para evitar la revictimización de la sobreviviente de violencia, ya sea sexual o intrafamiliar.

Para esto se aplicará el análisis psico-traumatológico, que va más allá de identificar lesiones síquicas, pues pretende probar que la mujer fue víctima de violencia, que el silencio, incluso las incoherencias en su discurso, son parte del estado, del trauma que ha sufrido, explicó la magistrada Alba Luz Ramos.

Incidentes
Esta parte es importante, según la magistrada, porque depende de cómo los especialistas ilustren al juez. Este no caerá en la práctica común de creer que porque la víctima es incoherente en su relato está mintiendo, cuando es todo lo contrario, pues es parte del trauma sufrido.

Durante la ponencia, la magistrada Ramos preguntó si una sicóloga que no es psico-traumatóloga puede determinar si la paciente es histriónica y que miente en su relato, en clara alusión  a la sicóloga que trató a Fátima Hernández, y el médico forense Zacarías Duarte, categóricamente, respondió que no. Mientras, la magistrada Juana Méndez, que elaboró la sentencia que redujo la pena al agresor de Fátima, escuchaba.

Otro incidente no menos importantes, durante la ponencia, fue que la procuradora de los Derechos de la Mujer, Debora Grandinson, estuvo más tiempo afuera de la sala hablando por teléfono que atendiendo la exposición, que se refería, en gran manera, a que los derechos e integridad de la mujer no sean violentados por los funcionarios estatales.

Esta técnica ya se está aplicando como proyecto piloto en Somoto, Bluefields y el Distrito Tres de Policía, aseguró Ramos.