•   Managua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Rafael Ramírez, ministro de Energía y Mina de Venezuela y presidente de Petrocaribe, expresó, durante la clausura del VII Consejo Ministerial de Petrocaribe, que la entidad junto a otras iniciativas, prefiguran un espacio geopolítico en la región para la superación de problemas “que no son comunes a los países del sur”.

Según Ramírez, en estos 14 países de la región, con acuerdos de suministros, alcanzan 176 millones de barriles entre petróleo y productos, lo que representa el 45 por ciento de la seguridad energética de los países miembros.

“Petrocaribe está brindado cada día y en mayor medida, seguridad energética a nuestros pueblos para liberarlos de la lógica del mercado que convierte a los alimentos, a la energía, el acceso en capital en problemas insuperables muchas veces para el desarrollo de nuestro pueblo”, detalló el representante de la entidad.

Montos intercambiados entre la región
Ramírez puntualizó que el monto intercambiado entre los países, tanto en los suministros de hidrocarburo como la entrega de bienes y servicios, alcanzó los 14 mil 955 millones de dólares de los cuales 5 mil 826 dólares entran dentro de los esquemas de financiamientos.

“El concepto de comercio justo entre los pueblos ha permitido ir intercambiando bienes y servicios por la factura petrolera, la cual alcanza la cifra de 772 millones de dólares”, informó Ramírez al presidente Daniel Ortega, presente en la clausura.

Asimismo, contabilizó la creación de 11 empresas mixtas en todos los países de Petrocaribe, quienes son los que administran directamente sus recursos energéticos, “liberándose de la actividad especulativa de las empresas transnacionales de energía que siempre han tenido presencia en estos espacios”, criticó Ramírez.

Según el informe presentado, se han desarrollado 25 instalaciones activas y en funcionamiento, que aportan a la región de Petrocaribe una capacidad de refinación de 135 mil barriles diarios, 262 mil barriles de almacenamiento y 365 megavatios de generación eléctrica, esto significa una inversión de 810 millones de dólares en estos seis años.

Así como ocho proyectos de infraestructura energética con una inversión estimada de 16 mil 690 millones de dólares.

Atendiendo, con fondos de Alba Caribe y Alba Alimentos, 97 proyectos sociales con un monto de 230 millones de dólares.