•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |

“Rina” será un huracán extremo antes del amanecer del miércoles, pronosticó en su último boletín el Centro Nacional de Huracanes, CNH, cuyos oficiales revelaron que esta noche redujo la velocidad de su desplazamiento a su llegada a la Península de Yucatán, pero aumentó la intensidad de sus vientos.

En su informe número nueve acerca de “Rina”, el CNH destaca que la noche del martes este sistema se ubica a 480 kilómetros al sureste de Chetumal, México, e impacta toda la costa este de la Península de Yucatán, desde el norte de Punta Gruesa hasta Cancún. Recuerdan que por la mañana se desplazaba a nueve kilómetros por hora (Km/h), pero redujo su velocidad a 6 Km/h.

Huracán extremo: categoría 3

Los técnicos esperan que el ojo del huracán de categoría dos esta noche toque tierra exactamente en los balnearios turísticos comprendidos entre Playa del Carmen y Cancún, en México, donde las autoridades activaron un plan de auxilio a la población.

Los vientos máximos sostenidos, según el informe nocturno, aumentaron de 165 hasta 175 kilómetros por hora, “con ráfagas más altas… Se espera un fortalecimiento adicional durante las próximas 48 horas...y ‘Rina’ se espera se convierta en un huracán extremo esta noche”, agregan.

Giro hacia el noreste

Los vientos huracanados se extienden hasta 30 kilómetros desde el centro de “Rina”, y las ráfagas de tormenta se extienden hasta 185 kilómetros a su alrededor, agregan los oficiales del CNH, con sede en Miami.

“Rina se está moviendo hacia el oeste-noroeste”, detalla el CNH, pero se espera que en las próximas 48 horas realice “un giro gradual hacia el noreste, con un aumento en la velocidad de traslación”. Explican que este movimiento dirigirá el fenómeno hacia mar abierto, frente a las costas de Pinar del Río, Cuba.

Cuba atenta

El Instituto de Meteorología (Insmet) de Cuba, coincide en este pronóstico en su informe emitido la noche del martes, donde afirma esperar que “durante las próximas 24 a 48 horas este huracán incline su trayectoria al oeste noroeste, seguido de un giro al norte con un incremento en su velocidad de traslación el jueves”.

“Puede ganar más en intensidad y convertirse en un gran huracán esta noche o mañana miércoles”, agrega el Insmet.