•  |
  •  |

A 10 de días de las elecciones, grupos de ciudadanos se están manifestando en diferentes partes del país, inconformes por la entrega parcializada de la cédula de identidad.

Esta vez la advertencia la hicieron los alcaldes de San José de Bocay y de Pantasma, Erlis Torres y Salvador Blandón, respectivamente, y el vicealcalde de Cua, Luis Armando Rugama, quienes se trasladaron ayer a la capital, para hacer un nuevo intento de que el Consejo Supremo Electoral, CSE, entregue los documentos de identidad a más de 4,000 personas que hicieron el trámite correspondiente hace meses.

Estos tres ediles llegaron a Managua desde sus municipios, ubicados en el departamento de Jinotega, mostrando una gran cantidad de colillas, ordenadas en varias carpetas, como lo pidió el presidente y magistrado con cargo vencido del CSE, Roberto Rivas Reyes, el pasado 18 de octubre, cuando también acusó a quienes demandan su cédula, de ser “activistas políticos”.


“La población no quiere alboroto”
El vicealcalde de Cua, Luis Armando Rugama, presentó 882 documentos supletorios, pero explicó que esa cantidad sólo representa el 40% del total de personas que no tienen cédulas, porque a las demás ni siquiera les entregaron colillas, y en otros lugares recónditos aún se sigue recogiendo el documento supletorio para presentar pruebas.

“La población no quiere hacer alboroto por su cédula, lo que quiere es su cédula, porque no es sólo para votar, también es para tramitar el diploma, para los que van a la universidad, para los que van a los institutos…”, dijo el vicealcalde de Cua.

El pasado 5 de agosto, 82 jóvenes procedentes de San José de Bocay, Jinotega, viajaron desde sus comunidades y comarcas hasta la sede nacional del Consejo Supremo Electoral, CSE, en Managua, para reclamar su cédula de identidad que les ha sido negada en sus municipios.
San José de Bocay, Cua y Pantasma son municipios del departamento de Jinotega, ubicados a más de 150 kilómetros al norte de la capital.

En diferentes momentos, los magistrados del CSE han negado que la cédula se entregue de manera parcializada, y afirman que las protestas en demanda de este documento son manipuladas por los partidos opositores al FSLN.