•  |
  •  |

A diferencia del resto de Centroamérica, solo Nicaragua se enfrenta de nuevo a la amenaza de la Influenza, con 272 enfermos acumulados, entre ellos siete embarazadas, tras cuatro semanas que inició el rebrote de H1N1. Cada día aumenta el nivel de incidencia, pues según los últimos datos del Ministerio de Salud, hay 31 casos nuevos.

De acuerdo con Jorge Luis Prosperi, representante de la Organización Panamericana de la Salud, OPS/OMS-Nicaragua, en nuestro país se están viendo más casos, primero, porque en este período de humedad, el H1N1 circula normalmente como cualquier otro virus gripal. Asimismo, se están desplazando  los virus H3N2, el sincitial respiratorio y el virus de la Influenza tipo B. Entonces a cualquier persona le puede dar una gripe.

“Si un país de rutina, como está siendo Nicaragua…, decide hacerle exámenes de sangre y de cultivo nasofaríngeo, con síntomas y signos de gripe, lógicamente se aumenta el número de casos. Eso no lo están haciendo de rutina muchos de los países de la región”, consideró Prosperi.

No debe haber pánico por H1N1
Prosperi también dijo que no hay que alarmarse, sino ocuparse, porque ya se sabe cómo actúa el virus, y los casos que se han presentado han sido leves. “En ningún número de casos sería alarmante. Por supuesto que si mañana todo mundo está enfermo, nos alarmamos, pero no es eso. Vamos a seguir teniendo casos. Cuando digo no hay que alarmarse, me refiero a que no cunda el pánico entre la población”, añadió.

El doctor Neri Olivas Canto, médico internista y toxicólogo, coincidió con Prosperi al manifestar que la rápida replicación viral se debe a que la Influenza, es una enfermedad estacionaria con picos en los meses de lluvia, lo que conlleva a una mayor captación de casos. Esto quiere decir que las personas están acudiendo a tiempo al centro de salud.

Según el último informe epidemiológico que presentó ayer por la tarde el doctor Carlos Sáenz, Director General de Vigilancia para la Salud Pública del Minsa, se confirmaron 31 nuevos contagios, de estos, 25 en Managua, dos en Carazo, uno en Masaya, uno en León, uno en Chontales y uno en Matagalpa. Todos ellos han recibido su tratamiento completo.

Un caso de leptospira
Solo se reporta un caso de leptospirosis, procedente de Palacagüina, departamento de Madriz. De dengue hay 11 casos: cinco en Managua, tres en Masaya, dos en Jinotega y uno en Boaco.

El titular del Instituto  Nicaragüense de Turismo, Intur, Mario Salinas, aseguró a EL NUEVO DIARIO que los brotes de gripe no están afectando el flujo turístico. Salinas indicó que el Minsa tiene control de la situación. “Estamos coordinados con la entidad. Esperamos, claro,  que no sigan aumentando los casos”, refirió, tras adelantar que en septiembre pasado reportaron un crecimiento del 10% en afluencia turística.

Con la colaboración de Amparo Aguilera y de Laura Rodríguez.