•  |
  •  |

Con cinco canales de televisión y varias radioemisoras del país bajo su control, el gobierno del presidente Daniel Ortega enfrenta poca crítica a su gestión, sin embargo, pese a que durante los últimos cinco años han proliferado más medios de comunicación, ello no se traduce en más libertad de expresión.

La última encuesta de la firma CID-Gallup sobre la situación del país en diversos ámbitos, incluyó la consulta sobre la libertad de expresión, particularmente, la libertad que tienen los medios de comunicación para criticar al gobierno del presidente Daniel Ortega.

Según la encuesta, un 38% de los ciudadanos consultados opina que los medios de comunicación en Nicaragua “poseen libertad para criticar al gobierno”; sin embargo, el restante 62% se distribuye entre aquellos que creen que los medios tienen “algo de libertad para criticar (20%)”; “poca libertad para criticar (21%)”; y “nada de libertad para criticar (14%)”.

Solo un 7% de los encuestados no respondió a la pregunta. La encuesta se realizó entre el 10 y el 17 de octubre de 2011, y fue aplicada a 1,217 personas; tiene un margen de error muestral de más o menos 2.81% y un nivel de confianza del 95%.

La encuestadora concluye que ese 38% de los ciudadanos que opinan que en los medios de comunicación tienen “mucha libertad para criticar al gobierno”, corresponde a los simpatizantes del partido de gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

Evaluación ciudadana dividida
La posibilidad de crítica por parte de los medios de comunicación no afines al gobierno, va de la mano con la evaluación que hacen los ciudadanos --a nivel particular--, de la gestión gubernamental.

Así, un 43% de los encuestados considera “muy bien o bien” el desempeño del presidente Daniel Ortega; “ni bien ni mal”, lo califica el 22% de los ciudadanos, y un 29% de los consultados califica de “muy mal o mal”, la gestión del mandatario.

En comparación con sus antecesores y al finalizar su período presidencial, Ortega aparece con mejor evaluación que Arnoldo Alemán Lacayo y que Enrique Bolaños Geyer, pero es superado por Violeta Barrios de Chamorro.

Así, en octubre de 2011, Ortega aparece con un 24% de ciudadanos que califican de “bien” su gestión, más un 19% que la califica de “muy bien”. A octubre de 2006 --año de elecciones--, la gestión del saliente mandatario Enrique Bolaños era calificada de “muy bien” solo por el 4% de los consultados; y de “muy bien” por el 16%, según la encuesta de CID-Gallup.

La gestión de Alemán, a 2001 --año electoral--, era calificada entonces de “muy bien” por el 11% de los encuestados; y de “bien” por el 25%. Solo la gestión de Violeta Barrios de Chamorro supera a todos los mandatarios, pues a octubre de 1996, la Administración de Barrios de Chamorro era calificada de “muy bien” por el 9%, y de “bien” por el 35 por ciento que, al juntar ambos resultados, da un 45%, superior a la de Daniel Ortega, que llega al 43%  de calificación positiva actualmente.