•  |
  •  |

Con el procedimiento para la Recuperación de Cartera y Venta de Bienes Muebles e Inmuebles, transferidos por el Banco Central de Nicaragua al Estado de Nicaragua, producto de la quiebra de bancos en la década pasada, la Procuraduría General de la República, PGR, ha recuperado más de 4 millones de córdobas y casi 42 mil dólares.

Los montos exactos de lo recuperado es: 4 millones 90 mil 467 córdobas y 41 mil 913.52 dólares.

Entre los departamentos que se destacan con los pagos o  arreglos de pago están: Managua, Estelí, Masaya y Chinandega, informó la PGR a través de un comunicado oficial.

Actualmente existen 56 deudores con arreglos de pago, lo que representa una deuda a recuperar por 369 mil 76 córdobas y 11 mil 448 dólares.

Mientras que los arreglos de pago que ya fueron cancelados son 19, lo que permitió recuperar 115 mil 424 córdobas.

“El Gobierno a través de la PGR está dando la oportunidad a todos los deudores de bienes hipotecarios y prendarios de los bancos quebrados: Banic, Bamer, Interbank, Bancosur y Bancafe, para limpiar su crédito, recuperar su bien y ser nuevamente sujetos de crédito, saliendo de la central de riesgo en que se encuentran”, reza el comunicado.

Sólo cobran saldo principal
La PGR ha realizado 21 cancelaciones de hipotecas a cuyos clientes inmediatamente se les entrega su respectiva Escritura de Cumplimiento de Obligación y Cancelación de Gravamen Hipotecario, para recuperar su bien, restituyéndoles la seguridad jurídica y garantizándoles la justicia social.

Asimismo, de 2010 a 2011, la PGR elaboró 237 constancias de cancelación de créditos prendarios, es decir, financiamientos que no tienen gravamen. En el comunicado la PGR informa a todas las personas que tienen créditos garantizados con hipoteca y que entre sus documentos existe escritura original de su propiedad, que esta institución  está entregando su escritura original a los dueños, recuperando así su título de dominio al cancelar su crédito.

La PGR también llama a todos los deudores a presentarse a las oficinas centrales y delegaciones departamentales para pagar o contraer arreglo de pago y destaca que el Estado está cobrando el saldo principal, sin tomar en cuenta los intereses moratorios y corrientes.