• |
  • |

La Corte Suprema de Justicia, CSJ, continúa destacando la labor de prevención y contribución a la disminución de la actividad delictiva que llevan a cabo los facilitadores judiciales rurales y urbanos en el país.

Según el magistrado Marvin Aguilar, Vicepresidente de la CSJ, en lo que va del año, los 2 mil 500 facilitadores (34 por ciento mujeres y 66 por ciento hombres), líderes comunales juramentados por la Corte para resolver faltas penales y delitos menos graves en sus comunidades o barrios, han realizado más de 600 mediaciones o arreglos entre las partes.
“Con la presencia de un facilitador judicial en un barrio, cada año los delitos disminuyen, porque hay una cohesión moral y social de los vecinos. Por eso la labor más grande que hace el facilitador es la prevención del delito”, recalcó Aguilar.

En años períodos anteriores, el promedio de casos resueltos por facilitadores, a través de mediaciones, era de 2 mil, pero cada año van disminuyendo.
“El número de casos disminuye porque baja la conflictividad vecinal”, apuntó.

Aguilar recordó que en 2010 la Policía Nacional reportó una disminución en la actividad delictiva hasta en un 25 por ciento, cifra que resulta de la relación entre el número de denuncias interpuestas en las estaciones de Policía del país y esto se logró en parte por la labor que realizan los líderes comunales en materia judicial.

Logros internacionales
Esta loable labor ha llevado a que la calidad del proyecto sea reconocida a nivel mundial, por eso la Corte Internacional de Justicia, con sede en La Haya, le dio el reconocimiento como uno de los mejores programas de justicia innovadora.

Otro reconocimiento internacional para el programa de facilitadores judiciales será entregado en diciembre próximo, por haber quedado entre los primeros 15 programas de justicia innovadora en un concurso promovido por el Centro de Estudio de Justicia de las Américas.

Para finales de 2012, la Corte espera llegar a 5 mil facilitadores judiciales distribuidos en el campo y la ciudad. Además, están proyectando tener un facilitador judicial en el juzgado único de cada municipio, para que las partes pasen con él antes de que el caso llegue al Ministerio Público.

Otro beneficio de contar con facilitadores judiciales es que esa gran cantidad de delitos que previenen no entran a engrosar la lista de expedientes en los juzgados.
Mantener el funcionamiento de un Juzgado cuesta 60 mil dólares al año, informó la magistrada Alba Luz Ramos, mientras que el servicio que prestan los facilitadores judiciales es gratuito.

Capacitan a través de la radio
Con el propósito de llegar a más personas y explicarles quiénes son y el papel que desempeñan, los facilitadores judiciales en las comunidades urbanas y rurales; la CSJ, en coordinación con la Organización de Estados Americanos (OEA), diseñó cursos radiales, para incidir en la prevención del delito de forma masiva.

Los cursos radiales que llevan por nombre “Facilitadores en acción”, serán transmitidos a través de 11 emisoras a nivel nacional y abordarán diferentes temáticas, como Derechos y Deberes de los Trabajadores (Ley 185), La Mediación, El Divorcio y otras temáticas que forman parte de las principales inquietudes de los usuarios de la justicia.

El abordaje de estos temas también ayuda a consolidar los conocimientos de los facilitadores judiciales, líderes comunales juramentados por la Corte para mediar en faltas y delitos menos graves en sus comunidades o barrios, en los 153 municipios del país.

En números
Durante los 13 años del programa de facilitadores judiciales en el campo y la ciudad han aconsejado 11 mil 416 casos, 22 mil 197 han sido remitidos a las autoridades (Policía, Fiscalía, jueces y defensores públicos), 40 mil 497 han sido asesorados por los facilitadores judiciales. Además, han impartido 5 mil 373 charlas a la comunidad, han realizado 14 mil 802 gestiones jurídicas y han mediado en 31 mil 510 casos de forma gratuita.