•  |
  •  |

Milton Castillo vio cómo su vida se destrozaba minuto a minuto por un vicio que le consumía su salud y su bolsillo. Comenzó a fumar a los 16 años, impulsado por sus amigos, sin saber que muy pronto desarrollaría una dependencia que le produciría crisis de ansiedad, Síndrome de Abstinencia, obesidad mórbida, hipertensión arterial y alteraciones coronarias.

Reconocer su adicción no fue un proceso fácil para Castillo, pero cuando su doctor le dio el ultimátum de vida o muerte, optó por entrar en un proceso de rehabilitación que le salvó la vida.

“Muchos creemos que fumar es un juego, pero pocos pensamos en la consecuencias. Este es un vicio que te envuelve y es difícil luchar contra él. Por eso yo insto a la juventud que no caiga en las garras de la publicidad de las compañías tabacaleras”, indicó Castillo.

Este fue uno de los muchos testimonios que fueron presentados en el taller de la Asociación Nacional Antitabaco, el cual tuvo como objetivo primordial promover la Ley del Control del Tabaco o 727.

Cifras alarmantes
Según los datos presentados por la Asociación, seis millones de personas 500 mil, murieron el año pasado por enfermedades asociadas al tabaquismo, 742 cada hora y 13 personas por minuto.

Francisco Silva, Vicepresidente de ANA- Nicaragua, aseguró que la aprobación de esta Ley representa un logro transcendental y aseguró que harán sinergias que con todas las universidades del país para lograr recintos libres de humo y un 100% de espacios libres de tabaco.

Laura Salgado, Coordinadora Regional de la Alianza para el convenio Marco que reconoce al tabaquismo como una pandemia mundial, aseguró que aunque la Ley presenta ciertas debilidades, es un logro que se debe recalcar.

“Esta Ley incluye medidas para disminuir el consumo del tabaco a través de una delimitación de espacios en áreas para fumadores y no fumadores en el caso de restaurantes y bares, y lo prohíbe en el caso de hospitales, centros de salud, vehículos de transporte colectivo y áreas de recreación”, explicó Salgado.

La Ley también incluye un acápite referente a la publicidad, la cual prohíbe la promoción de productos del Tabaco a nivel nacional  a través de los medios de comunicación masivos, vallas publicitarias y rótulos.

El otro logro que se destacó en el taller fue que los productos del tabaco, sus etiquetas, paquetes y envases, no promocionarán el producto por medios falsos, por lo que se prohíbe el uso de expresiones tales como: con bajo contenido de alquitrán, ligeros, ultraligeros o suaves.

Durante el evento también se firmó una alianza estratégica entre la Red de Jóvenes Antitabaco con ANA- Nicaragua, para realizar talleres de capacitación sobre los efectos nocivos del tabaco para la salud y el Medio Ambiente.

José Cruz Rodríguez, coordinador de la Red, expresó su interés por llevar su mensaje a los jóvenes, ya que estos son los más propensos a caer en los engaños publicitarios y aseguró que la Ley será un instrumento importante que acompañará los procesos educativos encaminados a luchar contra esta pandemia.