•   Corresponsal END /San José, Costa Rica  |
  •  |
  •  |

Costa Rica no solo se encamina a finalizar obras de infraestructura en la frontera con Nicaragua, como la carretera al río San Juan, sino que además procura cerrar el canal que el año pasado el gobierno nicaragüense limpió en la desembocadura de este cauce.

El Ministro de Seguridad Pública, Mario Zamora, informó que la carretera de 130 kilómetros paralela al río San Juan que su gobierno construye en la frontera estará lista en el mes de diciembre.

“Significa para Costa Rica estar incorporando en términos reales un espacio territorial que lamentablemente por ausencia de caminos había estado fuera de nuestro escenario de desarrollo social, y hoy lo estamos incorporando”, dijo el ministro a un periódico local.

“Estamos generando vías de desarrollo, que son las mejores formas de mejorar las condiciones de seguridad”, añadió.

Reforestación de Harbour Head en diciembre

Según Zamora, la carretera “libera a los ciudadanos costarricenses de la obligatoriedad de utilizar el río San Juan”; además de facilitar el aumento del patrullaje en la frontera con Nicaragua.

También para diciembre, el Ministerio de Ambiente y Energía planea iniciar la reforestación en el famoso caño que une el río San Juan con la laguna de Harbour Head, el cual Costa Rica dice que es artificial mientras que Nicaragua asegura que ya existía y solo se limpió.

Para sembrar árboles, este ministerio ya presupuestó 600 millones de colones (1.1 millones de dólares) para dos años y solo espera el visto bueno de Ramsar, la convención de humedales, para dar inicio a la reforestación y cierre del canal.

“Por lo menos el presupuesto nuestro es de 300 millones (de colones) anuales, después de eso, uno ve cómo funciona la naturaleza y si es necesario ampliar el proceso, si las especies que se introdujeron funcionaron bien, si hay plagas u otras cosas, pero eso se define mientras el proceso se va dando”, dijo Castro.

Violando ordeno de La Haya
La semana pasada técnicos del Ministerio de Ambiente visitaron Harbour Head para recabar información que Ramsar solicita para autorizar la reforestación tica.
Costa Rica pretende realizar esa labor en diciembre, a pesar de que el litigio aún se mantiene en la Corte Internacional de Justicia, la cual ordenó a los dos países despejar la zona de militares y personal civil.

El presupuesto de 1.1 millones de dólares podría aumentar por el patrullaje que los ticos harán, contratación de guarda parques, monitoreo satelital, entre otras labores.