•  |
  •  |

Por primera vez desde 1990, el partido de gobierno cerró su campaña electoral de manera discreta, y en lugar de una multitudinaria concentración proselitista como es su costumbre, optó por focalizar pequeños actos denominados “Ferias de la solidaridad” en cada barrio de la capital.  

Desde que inició la emergencia por las lluvias, el presidente Daniel Ortega, suspendió varias giras de campaña, entre ellas, una concentración en Bluefields, en la Región Autónoma del Atlántico Sur, RAAS, y, desde hace un mes, sus actividades se circunscriben a anuncios oficiales sobre los daños causados por las condiciones climáticas, y comparecencias con el gabinete de emergencia bajo techo.

Cambiaron señas varias veces
El terreno ubicado en Ciudad Sandino quedó esperando por la concentración que se había anunciado hace varios días, y luego se habló de recorridos en la capital.  Durante toda la semana pasada, jóvenes simpatizantes del partido gobernante se apostaron en las rotondas capitalinas llamando a votar en la Casilla Dos.

Durante todo el fin de semana, las calles de varios barrios de Managua se cerraron para realizar ventas de comidas, consultas médicas, juegos para niños y actividades partidarias, en el cierre de campaña de la Alianza Unida Nicaragua Triunfa.

Desde el sábado, en distintos puntos de Managua se realizaron estas “ferias”, donde además se hicieron actos culturales.

En estas ferias se vendían bisuterías, y comida como pupusas, tajadas con queso y pescado, además de granos básicos; se informaba de los logros del gobierno, y los médicos brindaron consultas a la población.

La brigada motorizada

El cierre de campaña, además, contó con la “Brigada Motorizada Carlos Fonseca Amador”, quienes realizaban recorridos por las calles de la capital.

De acuerdo con El 19 Digital “en Managua hay 350 miembros de la Brigada Motorizada “Carlos Fonseca Amador”, como uno de los capítulos de este movimiento, que tiene organizaciones filiales en distintas ciudades del país, entre ellas, Masaya, Rivas, Granada, León, Chinandega, Matagalpa y San Francisco Libre,”.

A diferencia de los partidos Liberal Constitucionalista, PLC, y Liberal Independiente, PLI, el oficialismo optó por un cierre de campaña “discreto”; la Alianza por la República, APRE, realizó un acto en Granada, y la Alianza Liberal Nicaragüense, ALN, ni siquiera convocó a los medios de comunicación a ningún acto proselitista, pues anunciaron una caravana de vehículos que nunca se supo dónde iba a darse.